domingo, 30 de diciembre de 2012

2012/2013

No quería despedir este 2012 sin hacer un pequeño balance de las cosas que me han pasado.

No ha sido un año fácil, la verdad es que ha sido bastante doloroso por pérdida de amistades, de familiares, de adaptación a la vida familiar, a la vida "provinciana", a la vida de opositora...
Pero ha sido un año lleno de experiencias, de cosas positivas, de aprendizaje, de pérdida de miedo, vergüenza... Hemos sobrevivido al Apocalipsis Maya, el Papa nos ha quitado al buey y a la mula del Belén, las primaveras árabes se han quedado en otoño, se ha acabado Gossip Girl y nos hemos llevado una decepción al ver que era Dan, el Papa se ha hecho twitter, se ha recuperado el Códice Calixtino, ha habido muerte y destrucción pero también los Españoles hemos ayudado más que nunca a las familias necesitadas, nos han bajado los sueldos, quitado días libres, huelgas generales... Y aquí seguimos.

Y se me presenta el año 2013 con mucha ilusión, con ganas de querer hacer cosas nuevas, de querer hacer las cosas bien, de seguir hacia delante. Tengo ganas de seguir creciendo y de seguir aprendiendo.
Tengo ganas de tener más Fe, más constancia, de perseverar en todo.

Tengo ganas de estar viva, de sentir, de reír y de llorar; de saltar, bailar y gritar. Ganas de abrazar y querer. Y sobre todo tengo muchas ganas de estar en paz.

Quiero agradecer las visitas que hacéis al blog. Nunca pensé que en este año pasaría de las mil visitas, supongo que algo estaré haciendo bien.

Quiero desearos un Feliz 2013, que tengáis tantas ganas de empezarlo como yo, que dejéis que os sorprendan y que aprendáis de todo. Que si lo piensas bien, la vida te sonríe siempre y si no sonríele tu, que la gente vea que eres capaz de iluminar lo que sea.

A veces hace falta caminar en la oscuridad para poder ver la luz.

Si algo no lo quieres hacer no lo hagas, pero si quieres hacerlo no te quedes con la ganas, porque nunca sabrás lo que hubiera pasado si lo hubieras hecho. Arriésgate y toma las riendas, se fuerte y acata las consecuencias. Y sobre todo, no dejes que nada ni nadie te prive de ser feliz.

lunes, 3 de diciembre de 2012

La respuesta no es la huida - Maldita Nerea

Es difícil volar cuando esperas la caída
es difícil soñar cuando no ves la salida
cuando el tiempo que queda se acabó en cada espera
y siempre así y siempre así

Más si miras verás unos ojos convencidos
de que son lo que son por nacer donde he nacido

el latir mas sincero
el misterio en que creo
aun sigue aquí, aun sigue aquí
aquí ahora y siempre

y aunque ahora el mundo gire en otra dirección
eres tu quien le da sentido
a lo que dicte tu dormido corazón
no todo esta perdido

Dímelo de verdad, la respuesta no es la huida
o que tu alma cansada se quede ahí rendida
no encontrando el camino
eludiendo un destino
que vive en ti que vive en ti
en ti ahora y siempre

y aunque ahora el mundo gire en otra dirección
eres tu quien le da sentido
a lo que dicte tu dormido corazón
no todo esta perdido

y aunque ahora todo gire en otra dimensión
solo tu puedes dar sentido
a lo que dicte tu dormido corazón
no todo esta perdido

no todo esta perdido...
no todo esta perdido...

en ti ahora y siempre
en ti, en ti ahora y siempre

y aunque ahora todo gire en otra dimensión
solo tu puedes dar sentido
a lo que dicte tu dormido corazón
no todo está perdido...



¿Os he dicho lo que me gusta Maldita Nerea? Os dejo con esta canción. Simplemente me emociona. Habrá quien me entienda, seguro, aunque me cuesta hablar claro.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Uno de nosotros

¿Y si Dios fuera uno de nosotros?  Solo un patán como nosotros. Un extraño en el autobús tratando de volver a casa.
Si pudieras hacerle solo una pregunta, ¿cual sería?



Y pensareis: a esta se le ha ido la pinza. Pues no. Me han recomendado una serie: Joan de Arcadia, y esta es la canción de la intro. Y la canción me gusta y la serie también por el momento.

Momentos de reflexión un sábado de madrugada. Vosotros no reflexiones tanto, no vaya a ser que se os queme el cerebro.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Lo que ha hecho internet

Lo que ha hecho internet. Y diréis  ¿por que dices eso? Por la noticia que ha salido este fin de semana en los periódicos diciendo que una chica de Vigo del Partido Popular había dicho que a ver si encontraban la cura para la homosexualidad en twitter, una red social.

Esta chica ha tenido que cerrar su cuenta de twitter por los insultos recibidos. ¿Que pasa? ¿No puede dar su opinión? No, no puede. Hoy en día en la red social twitter gana quien hace más ruido. Y los insultos están a la orden del día, total, es de forma anónima.
No conozco a la chica como para defenderla por aquí  pero viendo el mensaje que publicó lo veo claramente fuera de contexto. Lo peor no es eso, si no que la chica ponía que era coordinadora del Partido Popular de Vigo, y los periodistas en lugar de informase antes si lo era o no, se dieron por enterados, cuando desde el Partido afirman que solo es una militante.

¿Y esto es noticia para que salga en un periódico? ¿De verdad? Una chica que no la conoce nadie, que no hace mitines, que está en Novas Xeracions, y le hacen esto. Sacan a una persona del anonimato  podía haberse quedado en una simple anécdota y ahora no solo la insultan sino que se hacen una cuenta de twitter para burlarse de ella. Olé.

Los periódicos despidiendo a gente, y los que se quedan no tienen otra cosa que hacer que indagar en las redes sociales para ver que dicen los militantes de los partidos. Otro aplauso para el campeón que descubrió el tweet. Hay que hacerle un monumento.

Otro monumento se merece también el periódico ABC, en España no hay nada más importante que la Duquesa de Alba hablando sobre la independencia de Cataluña. Claro, a mi no se me hubiera ocurrido publicar en portada que el periódico El País despide a sus periodistas por correo electrónico.

España, periodistas, políticos, gente que opina de todo, sigamos por el buen camino.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Después de todos estos años

Hoy, me gustaría compartir una canción muy especial para mi, es una canción que me marcó en un viaje, que en algún momento de mi vida me hizo llorar de alegría y sonreír. Y me trae muy buenos recuerdos. Es abrirme un poco más en este blog, aunque no me gusta decir lo que siento, pero es tan especial para mi, que no veo porque no.

Después de todos estos años - Maldita Nerea

Un mal sueño será que fue inventado todo con palabras
Si no hay fe ni primera vez, tardarás en levantar tu alma
El cielo se pregunta si tal vez, tal vez, llegarás a despejar la duda
Y yo me sigo preguntando, si tal vez, tal vez, algún día tú querrás mi ayuda
Y tus recuerdos van sonando a despedida
Vaciando tu escenario

Y es que después de todos estos años
Y después de tanto, tanto daño
Y después de haber perdido tu sonrisa
De embargar todo tu encanto en malas cosas, en mala vida

Un mal trago para beber de esos que te ahogan las entrañas
Ya no hay fe ni primera vez, tus deseos notarán su falta
Hay alguien que pregunta si tal vez, tal vez, tu mirada esconda la locura
Y tú te sigues preguntando, si tal vez, tal vez acabará algún día esta tortura
Y tus silencios van tocando a despedida
Sepultando tu escenario

Y es que después de todos estos años
Y después de tanto, tanto daño
Y después de haber perdido tu sonrisa
De embargar todo tu encanto en malas cosas, en mala vida ..
de todos estos años

Y después de tanto, tanto daño
Y después de haber perdido tu sonrisa
De embargar todo tu encanto en malas cosas...

Porque esas lágrimas son páginas en blanco
escribe ahora, que tienes tanto

Porque después de todos estos años y de tanta, tanta vida
rota en tantos desengaños
y en montones de mentiras ambientando tu diario
quien te escuche lo diría
quisiste todo, perdiste tanto



viernes, 26 de octubre de 2012

La verdadera amistad

Cambiando de tercio, me apetecía recordar una lectura que hice en una de las Misas cuando fui a Tierra Santa. Me acuerdo hasta de la fecha en la que la leí.
Me quedé con lo que estaba leyendo, y si fue así por algo sería, y efectivamente el tiempo me dio la razón. Así que nada, me apetecía compartirlo.

Libro de Sira. La verdadera amistad. 6:5 al 6:17

La conversación agradable atrae muchos amigos, y al que habla amablemente todos le saludan.
Que sean muchos tus amigos, pero amigo íntimo solo uno entre mil.
Si consigues un amigo, ponlo a prueba; no confíes demasiado pronto en él.
Porque algunos son amigos cuando les conviene, pero no cuentas con ellos cuando los necesitas.
Hay amigos que se vuelven enemigos y te hacen quedar mal hablando de tus pleitos.
Algunos son amigos a la hora de comer, pero cuando te va mal no los encuentras.
Mientras te vaya bien, serán uña y carne contigo; pero cuando te vaya mal, te abandonarán.
Si algo malo te ocurre, se vuelven en contra tuya y se esconden de ti.
Aléjate de tus enemigos y cuídate de tus amigos.
Un amigo fiel es una protección segura; el que lo encuentra ha encontrado un tesoro.
Un amigo fiel no tiene precio; su valor no se mide con dinero.
Un amigo fiel protege como un talismán; el que honra a Dios, lo encontrará.
El amigo es igual a uno mismo, y sus acciones son iguales a su fama.

jueves, 25 de octubre de 2012

Aborto.

Parece que cuando no se sabe que hacer o decir en política, uno de los temas más recurrentes es el tema del aborto, o la eutanasia, por ejemplo. Y hoy, porque me apetece, voy a hablar del primero.
Siempre he sido cuidadosa con el tema, incluso yo creo que alguna vez me llegaron a convencer, cosa de la que hoy en día me espanto, pero me gustaría expresar mi opinión, aunque nunca nadie me la haya preguntado directamente, y muchas veces he utilizado la técnica común en los gallegos de no acabar de rematar del todo la respuesta y dejarla en el aire.
¿Que es el aborto? La interrupción del embarazo, por causas naturales y por causas no naturales.
Y a partir de esto, me surge una pregunta: ¿Es un derecho? El poder decidir cuando, como y porque interrumpir un embarazo, ¿es un derecho? ¿es un derecho poder decidir quien vive y quien no?

Me se la respuesta de algunos: demagogia. Estas haciendo demagogia por hacer esas preguntas. Puede, pero quiero concretar.

No se porque me da la impresión de que la gente que me rodea, en redes sociales, en internet, en clase, mi círculo de amistades siempre piensan de una manera distinta a la mia, y ayer me sorprendió gratamente encontrarme a gente que piensa como yo.
Entre esos amigos que digo que piensan de manera distinta a la mia, me sorprendió que uno dijera que él veía una barbaridad que se permitiera el aborto así porqué si, y sobre todo a niñas de 16 años. Y ¿porque me sorprendió?, porque siempre que hemos hablado, ha estado en contra de la Iglesia, de la idea de Dios incluso. Así que intenté indagar más sobre esa postura, y ¿que me encontré? que sus padres se habían casado porque su madre se había quedado embarazada de él.
¿Os imagináis que esta madre hubiera decidido abortar porque no era el momento de tenerle? Yo no podría estar hablando con mi amigo tan tranquila. Eso sí, me decía que estaba a favor de la despenalización en casos concretos como es peligro de la madre y violación.

Podríais pensar que mi postura puede estar condicionada por unas creencias religiosas, pero nada más lejos de la realidad. Yo mi postura la llamo racionalista más bien, aunque como digo algunos me tacharan de hacer demagogia.
Para empezar, creo que solo existe el derecho a la vida, el derecho a matar no. Matar es un delito, es privarle a otro de la vida, que tiene derecho a vivir. Y hay algo fundamental, y es el derecho a la educación. Hace falta educar en libertad a los niños, y educarles en materia sexual, concienciarles de que cada acto tiene su consecuencia y que tienen que acatarlas.
Si mantienes relaciones sexuales sin preservativo, sin tomar precauciones estás corriendo un riesgo, riesgo de embarazo y riesgo de estar cogiendo una enfermedad de transmisión sexual. Y si de tu imprudencia, sale un embarazo, esa persona que está por nacer no tiene porqué pagar las consecuencias.
Es como coger un coche borracho, sabes que no puedes conducir borracho porque el riesgo de accidente es mayor, si matas a alguien por tu imprudencia, pagas las consecuencias. Tienes que hacerte cargo.
No entiendo esa gente que dice que concebido no nacido no tiene derechos, para empezar si los tiene, tiende derechos sucesorios que le reconoce el Código Civil, pero el derecho a la vida no lo tiene ¿no?
Es más fácil para una persona decidir abortar, hacer como si nada hubiera pasado y seguir con la vida normal. Como si eso fuera así de fácil. Cuéntame otra cosa, les digo a esa gente. Hoy en día hay muchos métodos anticonceptivos, incluso si alguno fallase, hay la famosa píldora del día después, que las hay no abortivas, solo anticonceptivas, que tienen efecto hasta 3 días después.

Así que toda esa gente que se cree que abortar es un derecho, les digo que se lo piensen, que reflexionen, que si las mujeres son dueñas de su cuerpo, son también responsables para obligar a usar preservativos, otros métodos anticonceptivos y la píldora del día después si es necesario. Que lo único que es un derecho es la vida. Que lo único que hay que ser en la vida es responsable y consecuente con sus actos, que los más inocentes no tienen porqué pagar sus imprudencias.
¿Y si tu madre hubiera decidido que no era el momento de tenerte? ¿Se lo agradecerías?

domingo, 21 de octubre de 2012

Domingo Mundial de las Misiones

Hoy es el domingo mundial de las misiones (DOMUND) y no he podido evitar acordarme de cuando era pequeña (y no tan pequeña) y me iba con mi hucha a pedir dinero a la calle, poniendo pegatinas a la gente. Estábamos toda la tarde en las plazas de Pontevedra, luciendo el uniforme del colegio y la hucha en una mano y las pegatinas en otra, poniendo buena cara a todos los que te daban y a los que no, y por supuesto dando las gracias.
Me acuerdo de una señora que una vez me dijo: Eres de las Doroteas, ¿verdad?. Pues por supuesto que te voy a dar aunque ya di a otras niñas, porque eres de las Doroteas, como lo fui yo en su día.
Ese día me dije que siempre que una niña me pidiera dinero para el DOMUND iba a darle algo, y sobre todo si era de las Doroteas. Cual ha sido mi sorpresa, que después de unos cuantos años sin estar por Pontevedra en estas fechas, todavía no he visto a nadie por la calle con la hucha. Igual empiezan hoy a sacarlas, pero no se, se me hace raro. Yo estaba inquieta cuando recibía la hucha, incluso los últimos años que pasé en el colegio fui a pedirla, porque no era algo que te lo dieran porque si. Aquella hucha enorme, que había años que la llenabas entera y otros que solo hasta la mitad, pero siempre hubo mucha gente generosa.
¿Se ha perdido hoy el espíritu de los niños? Quizá es que a mi siempre me ha llamado la atención las Misiones, el dejarlo todo, tu casa, tus amigos e ir a proclamar el Evangelio, y pensar que con un gesto como salir a la calle con una hucha estas ayudando a esta gente, incluso guardabas la paga para echarla en la hucha y contribuir no solo de forma humana recaudando (se ve que llevo en la sangre lo de recaudar) sino de forma económica.
Yo solía ir con mi mejor amiga, las dos juntitas a pedir. Asediaba mi edificio y también a mi familia. Y no ver a nadie, se me hace raro. Ni si quiera en mi parroquia, que siempre estaban los míticos sobrecitos donde se daba el dinero para el DOMUND, aunque hoy la colecta fue para ellos.
¿Nos estamos acomplejando los cristianos? ¿no deberíamos salir a la calle? Igual es que pensamos que eso no se ve materializado luego en las Misiones... Pero en mi caso, mi colegio tiene una "misión" en Perú  tienen una escuela y todos los años celebramos el día del Perú (o del bocadillo) en que pagamos una cantidad simbólica por el bocata de jamón york y todo el dinero recaudado ese día iba al cole, algún profesor o alguna monjita que había estado allí nos daba una charla y nos ponía imágenes de lo que hacían allí. Y se, que ese dinero va allí precisamente, pero nada me hace dudar, que este dinero que recaudamos también en el día del Domund no vaya a ir para ayudar a esta gente, a montar escuelas, a ayudar a los más pobres.

Estoy deseando lucir la pegatina de que he donado en el día del Domund.

Ah! Se me olvidaba, el spot del DOMUND de este año!


martes, 9 de octubre de 2012

Mal de amores

Os traigo un nuevo episodio de El nombre de la rosa de Umberto Eco. Esta vez sobre el mal de amores y su curación. Cuanto menos entretenido y gracioso de leer, para quien está con esta lectura.

Así leí emocionado las páginas donde Ibn Hazm define el amor como una enfermedad rebelde, que solo con el amor se cura, una enfermedad de la que el paciente no quiere curar, de la que el enfermo no desea recuperarse. Al parecer el amor entra por los ojos, como dice, entre otros,  Basilio de Ancira, y quien padece dicho mal demuestra -síntoma inconfundible- un júbilo excesivo, y al mismo tiempo desea apartarse y prefiere la soledad, a lo que se suma un intenso desasosiego y una confusión que impide articular palabra...
Me estremecí al leer que, cuando se le impide contemplar el objeto amado, el amante sincero cae necesariamente en un estado de abatimiento que a menudo lo obliga a guardar cama, y a veces el mal ataca al cerebro, y entonces el amante enloquece y delira. Pero leí con aprensión que, si el mal se agrava, puede resultar fatal.

Además encontré otra cita de Basilio, para quien << qui animam corpori per vitia conturbationesque commiscent, utrinque quod habet utile ad vitam necessarium demoliuntur, animamque lucidam ac nitidam carnalium voluptatum limo perturbant, et corporis munditiam atque nitorem hac ratione miscentes, inutile hoc ad vitae officia ostendunt >>*. Situación extrema en la que realmente no deseaba hallarme.

Leí ciertas citas del gran Avicena, quien define el amor como un pensamiento fijo de carácter melancólico, que nace del hábito de pensar una y otra vez en las facciones, los gestos o las costumbres de una persona del sexo opuesto: no empieza siendo una enfermedad, pero se vuelve enfermedad cuando, al no ser satisfecho, se convierte en un pensamiento obsesivo, que provoca un movimiento incesante de los párpados, una respiración irregular, risas y llantos intempestivos, y la aceleración del pulso. ¡Ay!, el remedio que Avicena sugería era unir a los amantes en matrimonio, con lo que el mal estaría curado.

Encontré un pasaje de Arnaldo de Villanova que atribuía el mal de amor a una abundacia de humores y de pneuma, o sea al exceso de humedad y calor en el organismo humano, pues cuando la sangre aumenta en exceso, provoca un exceso de semen, una <<complexio venerea>>, y un intenso deseo de unión entre hombre y mujer. En la parte dorsal del ventrículo medio del encéfalo hay una virtud estimativa cuya función consiste en percibir las intenciones no sensibles que hay en los objetos sensibles que se captan con los sentidos, y cuando el deseo del objeto que perciben los sentidos se vuelve demasiado intenso, aquella facultad estimativa se perturba sobremanera y ya solo se nutre con el fantasma de la persona amada. Entonces se produce una inflamación del alma entera y del cuerpo, y la tristeza alterna con la alegría, porque el calor (que en los momentos de desesperación se retira hacia lo más profundo del cuerpo, con lo que la piel se hiela) sube, en los momentos de alegría a la superficie, e inflama el rostro. Como cura, Arnaldo aconseja tratar de perder la confianza y la esperanza de unirse al objeto amado, para que el pensamiento fuese alejándose de él.

Ubertino, propone otra cura. A continuación.

jueves, 4 de octubre de 2012

Zapping

Estaba haciendo zapping en el televisor y no pude evitar detenerme en la Mañana de la 1, programa que presenta Mariló. Estaban hablando del caso de Ruth y José, contaban que había hablado la madre de los pequeños en una Misa celebrada en la catedral de Córdoba (que yo pensaba que la mezquita era basílica, no catedral, pero bueno...) y decidieron conectar con el Obispo que ofició la Misa para ver que le parecían las palabras de la madre.
La verdad es que a mi me gustó mucho lo que dijo la madre, muy concienciada y eso, muy fuerte y tal.
Bueno, pues que dijo el Obispo, que lo que el intentó transmitir fueron las palabras del Evangelio, la misericordia de Dios y tal. Vamos lo lógico, no creo que se vaya a poner de rencor y odio cuando el Evangelio es justo lo contrario. Y Mariló erre que erre diciéndole que ya, que eso está muy bien, pero que qué le había dicho. Pero mujer, ¿tu que más crees que le puede decir un sacerdote a una madre que ha perdido a sus hijos porque los mato el ex marido  ¿Que le odie para la eternidad? De verdad yo no se que tiene esta mujer en la cabeza, o que esperaba que le dijera el obispo. Lo obvio es hablar del perdón y de la salvación, digo yo. Está mujer se luce cada día más, ya solo le faltó preguntarle de que habían hablado los dos en privado, ¡como si se lo fuera a contar!
En fin, una conexión que en mi mas sincera opinión no sirvió de mucho, solo para llegar a la conclusión de que la madre de los niños de córdoba es una mujer muy fuerte.
No deja de ser una desgracia lo que le pasó a los niños y a ella, pero la verdad es que todo este tiempo ha demostrado muchísima endereza, que envidia, quien pudiera en situaciones tan extremas tener esa fuerza que tiene ella.

De todas maneras, creo que se le ha dado demasiado bombo al caso por parte de la prensa, ¿es necesario ese linchamiento?
Últimamente le estoy cogiendo algo de asquillo a la prensa, la leo y cada uno es de su padre y de su madre, van a la noticia al momento, no fundamentan. ¿Todo puede ser noticia hoy en día  Por ejemplo, el vídeo íntimo de la concejala esta, ¿de verdad era necesario que se enterara todo el mundo? 
Hoy todo el mundo opina, se entremete, el mundo se hace mas pequeño por internet y cada vez observo con mas temor que siempre hay minorías que intentan imponer su postura. Los Trending Topic sin fundamento en el que parece que hay que ser el más progre entre los progres.
Empiezo a cansarme y mucho. Gente coherente del mundo, ¿donde estáis? ¿fuera de internet?

martes, 2 de octubre de 2012

Mi pequeño caos

Tenia la idea de escribir una comparación entre dos personas, pero al final, por unas razones o por otras no me he decidido. Supongo que es porque escribir una entrada con animo de provocar, simplemente provocación por provocación, sin intentar llegar a ninguna conclusión no merece la pena.
Al final la provocación puede ser tomada como una ofensa, y de ofensa tenía poco.
Al menos me he divertido escribiéndola en una libretita super mona que me han regalado mis amigas por mi cumple, porque si, me han regalado una libreta sabiendo lo que me gusta escribir y he de decir que es super cómoda.

Es absurdo pensar que me divierto escribiendo, porque en realidad no escribo nada, solo anécdotas  ideas sueltas. A veces digo, voy a escribir sobre este tema porque tengo muy buenas ideas, pero al final, no se materializan por escrito, ni en el blog. Supongo que en el fondo soy políticamente correcta y no me atrevo a dar mi sincera opinión sobre las cosas. Pero no deja de ser curioso, en serio, parece que estoy chiflada pero estoy en clase, voy por la calle y de repente me acuerdo de algo, un recuerdo bonito que no tiene porque ser gracioso y sonrío. Claro, la gente que me ve debe pensar cualquier cosa sobre mi, pero es como inevitable, aunque sea algún recuerdo que igual no tiene nada gracioso, pero sonrío.

Recuerdo que al principio mi preparador se quedaba un poco chocado pensado que es lo que me había hecho gracia, pero hay cosas de él que me recuerdan a otras personas, bueno, a otra persona, y es inevitable sonreír mientras me decía algo. Por ejemplo ayer, mi preparador me dijo que no tenía edad para hacer botellón, 24 años no es edad para hacer botellón, cuidado, como el ya estaba trabajando a esa edad... Pero no es el caso, me hizo gracia porque también me hablo de que no debería salir de fiesta porque luego pierdo días de estudio. Lo curioso es que me recuerda a cierta persona que me decía que no debía ir de botellón y que no tenía que enumerarme las cosas malas que haces en un botellón, y que si salía de fiesta el ambiente me arrastraría a cosas frívolas. Ya se que no es lo mismo, pero viene a ser parecido. Además estas dos personas tienen, tenían, ánimo de organizar mi vida. Uno para el estudio, otro para otra cosa, ambos con los horarios, limitaciones...
No deja de ser cuanto menos curioso. Si por mi preparador fuera me tendría vestida de militar estudiando a su ritmo jajaja. Eso no quita que sea una bellísima persona, que solo busca lo mejor, pero en ambos casos eh! En el caso de mi preparador que apruebe la oposición, en el otro... En el otro vamos a dejarlo como otra cosa que no tiene nada que ver, pero digamos que poner un poco de tranquilidad en mi vida.

Supongo que los recordaré con cariño siempre. A mi preparador si apruebo algún día, le voy a regalar un jamón.

domingo, 30 de septiembre de 2012

No es fácil

Sinceramente creo que las casualidades no existen, que todo es parte de un plan que se nos escapa al entendimiento. Y todas las dificultades son para hacerte mas fuerte.
Las personas que entran en tu vida y salen de ella sin explicación al final son gente que te acompañan, que te enseñan cosas, que te ayudan a crecer de una forma que sin esas personas no habrías sido capaz. No es sacar algo positivo de todo, pero lo negativo ayuda a aprender cosas que de otra manera no habrías aprendido nunca.
A veces pienso como el destino puso a mi novio en mi camino, en el momento justo, ni antes, ni después. O aquel cartel con el viaje en la puerta de la universidad... Pequeñas casualidades que hacen que tu vida de 180º. Quizá que vuelvan a colocarte en el estado original, que te devuelven la paz.

A veces nos desesperamos porque no entendemos las cosas. Nos pasamos media vida esperando una contestación que nunca llega, y no va a llegar, con cara melancólica, pensando en que te has equivocado. Si fueron las formas, si fue el contenido... Esperas, pero no hayas respuesta, porque no la tiene. Y no por darle más vuelta vas a ver más claro el final del túnel.

Nadie dijo que fuera a ser fácil, ni tampoco te han obligado a hacer nada. Tampoco vivir es sencillo, pero tu eliges como quieres hacerlo, si dejándote sobrepasar por las dificultades, por los malos modos o intentando poner buena cara y aprender de los errores para seguir creciendo.

A veces la vida te sorprende con personas que igual no tienes en cuenta, pero que siempre están ahí, llamándote en el momento más inesperado. Teniéndote en consideración porque les importas, y tu no has conseguido tenerles tan en cuenta como ellas te han tenido a ti, pero siempre estamos a tiempo de cambiar.

Sabía que no iba a ser fácil, pero no que igual me iban a pasar tantas cosas malas, y en cambio disfrutar de las buenas al cien por cien. Incluso me he sorprendido sacando lo mejor de mi, sacando los mejores momentos en los peores, y siempre sintiéndome acompañada, en la alegría y en la tristeza.
¿Cuanta gente podría decir lo mismo?

martes, 18 de septiembre de 2012

A mi abuelo

Madruga la muerte hambrienta, desayuna cuatro o cinco... El abuelo se duerme en el sillón, su nieto le mira y se ríe.

Y creí que te perdía y ya me estaba arrepintiendo de todo. De no haber estado más tiempo, de no abrazarte más, de no hacerte sonreír siempre que pude.
Se que nuestra relación no es igual o fue igual que la del resto de la gente, pero sentada escribiendo estas lineas no puedo evitar recordar las veces que me has curado las heridas cuando me caía en verano, encender la chimenea aunque no hiciera tanto frío, que me quedara a cenar contigo, las veces que me bajabas a la Iglesia a ver el Nacimiento en Navidad, los paseos por Madrid en "tren". Como me dabas chocolate a escondidas y cenaba paladin, y me decías que no fuera descalza para que no cogiera frío.

Te recuerdo en tu silla de madera, en el balcón, siempre atento a cuando veníamos y cuando nos íbamos. Como te gustaba la empanada de Solla o como me cogías de la mano y me acompañabas al monte.
Te gustaba acompañarnos a la playa, aunque tu no la pisaras y aprovechabas para tomar el aperitivo en la centoleira y cuando llegábamos me acompañabas a mirar con asombro los diferentes mariscos que tenían en su pecera.
Aun ahora, ya estando enfermo, conseguía sacarte una sonrisa cantando algún que otro himno. Siempre intentando arreglar el mundo a la hora de comer y bromeando que por qué no estaba yo en el gobierno. Viendo siempre el discurso de Su Majestad del Rey en Nochebuena, las horas viendo Indiana Jones y la última cruzada, la pasión de Cristo, Ben Hur o Espartaco. Las siestas en el sillón de la terraza de Madrid, ponerme villancicos para que vierais como bailaba. Arreglar los reyes magos del nacimiento que siempre se rompían al jugar con ellos por la falta de juguetes. Aquel ventilador que me dejaba con los ojos abiertos.

Porque siempre tuviste buenas palabras para mi, se te cambiaba la cara al verme entrar. Por eso pedía estos días que no te fueras, para reírte de las conversaciones guarras de la comida de Navidad, para que sigas discutiendo con mi padre porque te echa más comida en el plato, para alegrarte de que en un futuro apruebe la oposición, para buscar en el periódico que nos ha tocado de la lotería de Navidad y porque El Parque de las Avenidas ya no será lo mismo.

Ojala te pudieras quedar, pero en la vida todo llega, todo pasa, y se que tienes que irte. Te echare de menos todos los días, pero te veré en todos esos recuerdos, en todas las ocasiones especiales en mis sueños, donde volverás a sacarme por Madrid, donde me acogerás en Beluso una vez más e intentaremos arreglar el mundo de nuevo.

Y ahora te vas. Quien lo diría, ¿verdad abuelo? ¡Qué barbaridad!
Viejecillo, Abuelo Fu, hasta siempre.

Que recordarás las tardes de invierno por Madrid...

sábado, 1 de septiembre de 2012

Dedicatorias de cumpleaños

"Muchas páginas quedan aún por escribir.
¿Que es un segundo? La unión perfecta. ¿Un minuto? El momento antes del momento. ¿Un mes? Relatividad. ¿Un año? Escuchar al cuerpo, energías que van de boca en boca. Entender que no se puede tener todo. Entender que renunciar a algo no tiene por qué significar una pérdida. Saber esperar. Correr. Parar. Sentir impulsos. El poder magnifico, aterrador, de los abrazos. Hablar con los ojos. Encontrarse brevemente para volver a perderse dentro de nada. Lo bonito. Abrir puertas y echar el cerrojo a otras. Cambiar, pero seguir siendo.
Muchas páginas quedan aun por escribir y muchas canciones por bailar."

No es original, es de otro blog que desconozco. Es muy bonito, tanto como mi amiga. Gracias

miércoles, 29 de agosto de 2012

Cumpleaños Atípicos

Se supone que con los años una se va volviendo más madura, más responsable, quiza algo más aburrida... No lo se. Pero ha sido mi cumpleaños hace dos días, y la verdad es que no me he parado a asimilar que el año que viene cumplire un cuarto de siglo. Es más, podría decir que dieron las doce de la noche y no me sentí ni distinta, ni emocionada, ni reflexiva. Me sorprendió que todos, absolutamente todos los que me rodeaban, pasasen de mi, ni se dieron cuenta que eran las doce, ni me felicitaron. Es más, me fui a la cama sin una sola felicitación ni beso de buenas noches.
Nada de típicas escenas vergonzosas mientras te tiran de las orejas diciendote que te haces mayor, ni cogiendote de los mofletes, ni si quiera señalandote las arrugas, ni si quiera pusieron voz cursi. Así que me acoste esperandome lo peor por la mañana.
Cuando me despertaron supuse que vendría mi madre a cantarme alguna canción, que mi hermana se me tiraría encima y que estarían alabandome por lo menos hasta que les dijera que me dejasen en paz. Pero otra vez me equivocaba, me despertó mi padre felicitandome, pero sin mucho afán, luego me preguntó que cuantos cumplía y ni si quiera acertó, me echo de menos y luego de más, por no saber no sabía ni que día era.
No solo no tuve regalos, ni felicitaciones decentes sino que además me pase el día en el coche en un viaje de casi 9 horas. Si aun hubiera parado en una gasolinera decente a comer, aun estaría bien la cosa, pero decidieron comer en la gasolinera más cutre que encontramos por el camino. Menos mal que la merienda se compenso con un buen muffin de chocolate.

¿Y a que quería llegar yo con esto? Pues a nada en concreto, que me he merecido este cumpleaños donde nada gira al rededor de mi. Por no hacer, ni he soplado velas. Un cumpleaños atípico si.

Lo que más me ha gustado es la sensación de no parar, de decir que aunque sea mi cumpleaños hay que seguir con la vida normal, no hay que dejar de estudiar, no hay que dejar de salir, no hay que detenerse y hacer una reflexión personal del año. Me da como tranquilidad. No es que cumpla un año más y que mi vida empiece, sino que es continuar en la linea establecida. Sin la reflexión llevada el año pasado, sin todos los acontecimientos que me han pasado este año, sin duda en estos momentos no estaría tan tranquila.
De hecho, si lo pensara bien, tendria que estar muy mal, y no lo estoy. Tengo esa sensación de paz, de sentirme bien en el momento en el que estoy, que a pesar de todo digo: si, otro año mas.
Seguimos aprendiendo. Seguimos adelante, con fuerza y con ilusión, intentando que no se nos escape la vida entre los dedos de las manos, y que no pensemos que ha pasado un año en balde sin darnos cuenta. Todo, absolutamente todo que nos sirva para aprender.

Desde otro año... Gracias

lunes, 6 de agosto de 2012

Ius

Hay veces que ni te imaginas el tipo de conversaciones que puedes tener en un día de resaca o de cansancio. Y no creáis que por estar en ese estado se piensa mejor o peor, simplemente se ven las cosas de otro color.

Es por eso que me vi hablando con una amiga de lo justo e injusto. Del vértigo que se siente al acabar la carrera y de las típicas preguntas que una se plantea es esos momentos; la más importante: ¿Quien soy? que suele ir acompañada por un, ¿quien he sido? y ¿quien voy a ser? ¿en que tipo de persona me voy a convertir?
Porque si, al terminar esta etapa de tu vida, lo que es la carrera, surgen dudas ante a lo que te vas a tener que enfrentar. Ya no eres una estudiante, si no alguien que está empezando su vida adulta y empezar algo tan importante te hace preguntarte esas cosas, y si, da mucho miedo mirar hacia abajo.
Así, hablando de lo injusta que es la vida, llegamos a un tema más o menos importante, ¿por que puedes ser un capullo toda tu vida y luego Dios te va a perdonar solo con que tu te arrepientas? Es que tu, aunque te hayas portado bien, hayas intentado ser la mejor persona posible vas a estar compartiendo cielo con aquel capullo que te hizo la vida imposible. Igualito que la parábola del hijo pródigo. ¡Que injusticia!

Pero pensando sobre eso, ¿no es igual de injusto negarle una segunda oportunidad a quien se haya equivocado y se arrepienta? ¿Entonces por que nos parece injusto lo otro?
Estamos ante el mismo caso, aunque quiza lo que no entendemos es que cuando se ama sin límites, tambien se perdona sin límites. Porque nosotros los hombres no somos perfectos, cometemos errores, y si nosotros queremos y pedimos que nos den segundas oportunidades, ¿por que nosotros mismos no las damos?

Si un padre va a seguir queriendo a su hijo aunque sea un ladrón o drogadicto, o ,por no ponernos en casos tan extremos, que no le hable, ¿por que Dios, que nos ha creado tambien, no iba a querernos igual con nuestros defectos?
Quizá el problema principal es que queremos un reconocimiento especial por haber sido buenos, pero se supone que eso es lo que deberíamos ser siempre, es nuestra obligación, es lo que nos ha enseñado Jesucristo también. Pero aun así, reconocer el bien, en alguien que siempre ha hecho el bien "no tiene nada de especial" , lo mismo en el caso contrario. En cambio es más fácil reconocer que alguien de bien ha hecho el mal, del mismo modo que se reconoce que alguien que hacía mal ahora hace el bien, por lo tanto estamos ante un reconocimiento de hechos "extraordinarios", no de reconocimiento habitual. Algo que por otro lado, también es injusto.

Por lo tanto exigimos justicia e imparcialidad, cuando nosotros los hombres, no somos ni justos ni imparciales. Entonces ¿que es lo justo?
Me quedo con la definición que vi tanto en primero, como en quinto de carrera de derecho: Dar a cada uno lo suyo. Su derecho.
Si, aunque nos muramos de envidia, porque aunque nos cueste reconocerlo, siempre queremos más y sobre todo queremos lo que tiene el de al lado.
En nuestras manos está cambiar nuestro modo de ver las cosas.

viernes, 3 de agosto de 2012

Minuncias

Algo que noto en todo este tiempo que llevo estudiando las oposiciones, es que al opositor cualquier cosa le parece un mundo. Nos pasamos el día estudiando, y cuando llega el final del día igual necesitamos despejarnos, tomar una coca-cola o una caña. Por eso igual, cuando llevas un tiempo y te encuentras con agosto y con toda la actividad que ello conlleva, te sientes aun mas solitario, cuando todos se pasan el día en la calle, tu te lo pasas en casa estudiando, te conviertes en un ave nocturna. En una especie de lechuza, con los ojos con grandes ojeras.
Por eso cuando llevas unos días sumido en agobios, en tristeza, si además le añades la falta de llamadas para tomar una caña, o que al final por no avisarte la hora a la que han quedado te encuentras atrapado en una charla familiar y sin cenar a las 11 de la noche, se te viene el mundo encima. Un drama de principio a fin.
Si luego te conviertes en esa persona que está como una estatua sin nada que contar, o a la que solo le preguntan como es el estudio, ni te cuento las ganas que tienen de llamarte.
Te encuentras un jueves acostandote a una hora mas o menos razonable para poder levantarte al día siguiente para continuar tu estudio, mientras tus amigos se tomaran una caña hasta las 3.
Dura la vida del opositor, solitaria, llena de bajones. Si, repleta de bajones. Eso si, llena de apuntes, de orden, de rutinas, de buenos hábitos.
Quiero creer que el sacrificio habrá valido la pena, pero ya no se si eso me anima viendo la situación de la función pública. Fuera los moscosos y los canosos, bajada de sueldo, supresión de la paga extra de navidad... ¿Que será lo próximo? ¿Aumento de horas laborales?
Y además la convocatoria de plazas la función pública se están congelando... ¿que expectativas tengo para los próximos 3 años?

Bajones como estos, son los que un opositor no debería permitirse. Son un lujo que solo distraen.

viernes, 13 de julio de 2012

Tengo Ganas de ti.

Bueno, los que me conoceis, que los que leeis el blog me da que no mucho (hola, ¿que tal?) , sabeis que me gusta leer. Es uno de mis pasatiempos favoritos, aunque no me gusta compartir lo que leo, pero creo que voy a hacer una excepción. Al fin y al cabo, un blog está para muchas cosas, no solo para contar anécdotas, ¿no?
Bueno, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, otro de mis pasatiempos es verme las películas que se basan en libros, incluso a veces antes que el libro, y luego compararlas. Entre otras, las siguientes (como diría mi preparador) : "El nombre de la rosa", aunque aun estoy leyéndome el libro, "A tres metros sobre el cielo", "Tengo ganas de ti", "El diablo viste de Prada", "La saga Crepúsculo", "Harry Potter", "Un paseo para recordar", "El diario de Noah", "El código Da Vinci"... y así unha chea de elas

Pero hoy voy a hablaros de Tengo ganas de ti. Acabo de llegar del cine de ver a Mario Casas y a Clara Lago. Podreis pensar que no he tenido tiempo de asimilar la película, pero como el libro lo disfrute tanto y esto es una comparación de los dos, no importa.

Empezaré diciendo que los fans de esta saga literaria de Federico Moccia no se van a quedar decepcionados con el personaje de Gin. A todos os vendrá a la cabeza la imagen de Gin en la versión Italiana con el pelo corto, sin gracia ninguna, sin energía... Bueno, pues en esta versión, Claro Lago encarna a una Gin descarada, como en el libro, mas chula que "Hache", que no lo "conoce", con el pelo largo y divertida. La película es bastante fiel al libro.
Ahora vienen las cosas malas. Con respecto al libro, la película tiene unos fallos garrafales.
  1. La historia paralela de la familia de Babi se explica fatal en la película, aunque se sobre entiende, pero no se ve ese cambio en la actitud del padre de Babi que tan marcada se ve en el libro, ni la organización de la boda de Babi. Si, luego se explica que se casa, pero luego.
  2. Se le da demasiada importancia a la pérdida de Pollo, cuando podía haberse aprovechado más el tiempo para contar la historia de Gin-Hache.
  3. Los problemas de Hache con la madre, y toda la enfermedad de esta se explica fatal, cuando en el libro era de las cosas más emotivas.
  4. La frase Tengo ganas de ti, que da título a la película y al libro, la dice ella, no él. Queda super raro, y sobre todo es antes de que se acostaran por primera vez.
  5. El final es desastroso absolutamente. Y es necesario explicarlo. Se supone que Gin está enamorada de él incluso desde antes de que el supiera que existía. Y no dudaba en hablar con la madre de él en el supermercado, etc. Tenia a toda la familia compinchada, pero eso no se explica en la película. Se supone que él le contaba lo de Babi, se enfadaban, se iba al hospital y se lo contaba a su madre. Su madre le contaba toda la historia de Gin, luego él iba a casa de ella, cogía su diario y veía todas sus anotaciones y como estaba un poco pirada. Se enfadaba, pero luego desde la ventana de ella se veía que ponía Tengo ganas de ti. Y eso falla en el final. ¿Que tipo de final es decirle si le ayuda a poner un cartel?
  6. Con el tema del gimnasio también la cagaron, se supone que estaba dentro del plan para coincidir, no que se lo explicara ella a él primero. Aunque he de decir a su favor que me gustó el rollito de invitarla a salir. Así como al contrario de la película Italiana, si le lleva a distintos sitios a probar los platos.
Y eso es todo. Creo que la primera película A tres metros sobre el cielo, versión española, estaba mucho mejor adaptada.

miércoles, 11 de julio de 2012

Planes del cosmo

"Era, ahora intento comprenderlo, como si el mundo entero, que, sin duda, es como un libro escrito por el dedo de Dios, donde cada cosa nos habla de la inmensa bondad de su creador, donde cada criatura es como escritura y espejo de la vida y de la muerte, donde la más humilde rosa se vuelve glosa de nuestro paso por la tierra, como si todo, en suma, sólo me hablase del rostro que apenas había logrado entrever en la olorosa penumbra de la cocina. Me entregaba a esas fantasías porque me decía para mí (mejor dicho no lo decía, porque no eran pensamientos que pudiesen traducirse en palabras) que, si el mundo entero está destinado a hablarme del poder, de la bondad y de la sabiduría del creador, y si aquella mañana el mundo entero me hablaba de la muchacha, que (por pecadora que fuese) era también un capítulo del gran libro de la creación, un versículo del gran salmo entonado por el cosmos... Decía para mí, (lo digo ahora) que, si tal cosa sucedía, era porque estaba necesariamente prevista en el gran plan teofánico que gobierna el universo, cuyas partes, dispuestas como las cuerdas de la lira, componen un milagro de consonancia y armonía. Y, sin embargo, en medio de tanta dicha, sentía una especie de dolor, en medio de todos aquellos fantasmas de una presencia, la penosa marca de la ausencia. Me resulta difícil explicar este misterio de contradicción, signo de que el espíritu humano es bastante frágil y nunca recorre puntualmente los senderos de la razón divina, que ha construido el mundo como un silogismo prefecto, sino que sólo toma proposiciones aisladas, y a menudo inconexas, de ese silogismo, lo que explica la facilidad con que somos víctimas de ilusiones que urde el maligno. ¿Era una trampa del maligno lo que tanto me perturbaba aquella mañana?"

"El nombre de la rosa" ECO Umberto Página 256

sábado, 30 de junio de 2012

Pequeña Caroline

Se que resulta extraño a estas alturas cambiar el blog de arriba a abajo, pero "De mi caja de Pandora" era demasiado largo. Por eso: Bienvenidos al blog de la Pequeña Caroline.
Lo esencial, se sigue manteniendo.

¿Por que Caroline? Por la canción de Amaral, Antártida, una canción que no me gustó desde un principio, pero que llama la atención por su ritmo y la letra. "Camina hacia la luz pequeña Caroline porque al final verás el reino de los cielos".
Y es que al final, no hago más que recordar lo que me dijo una de las monjitas de mi residencia: que todos tenemos el mismo camino, que no es otro que Cristo. Entonces es escuchar la canción Antártida y acordarme de la monjita. De ahí pequeña Caroline, porque "al final verás el reino de los cielos".

Raro, lo se. Pero también es porque en el fondo todos somos niños.

No es mi intención hablar de religión ni mucho menos. Entonces ¿que os vais a encontrar en el blog? Pues por un lado lo que ha está publicado, que como podéis ver son anécdotas, un intento de relato frustrado y opiniones personales (muy personales), citas que me han llamado la atención de libros o de algún blog... y por otro todas aquellas cosas que me vayan pasando y me apetezca publicar.

Como dice Fito y Fitipaldis: "no tengo nada para impresionar, ni por fuera ni por dentro". Y menos en la etapa en la que me encuentro. Pero eso no hace que me desaparezcan las ganas de tener el blog abierto.

Así que, gracias.

viernes, 22 de junio de 2012

Dimes y diretes

Ante todo quiero dejar claro una cosa, no me considero una víctima, ni me gusta hacermelo, ni parecerlo. Solo intento con esto expresar mi frustración ante algunos acontecimientos de mi vida.
Porque hay cosas que por lo menos a mi me hacen pensar en que igual tengo yo el problema. No lo se. Soy joven, salgo de fiesta los fines de semana y los domingos por la mañana acudo a Misa.
Creo que no hay nada de malo en acudir a Misa los domingos, al fin y al cabo para un bautizado, para un cristiano es celebrar la resurrección de Jesucristo y viene a ser algo "obligatorio" y lo pongo entre comillas porque cada uno es libre de hacer lo que quiere, y si no quiere ir no va, eso está claro. O eso pensaba yo hasta hace unos días.

Pero me encontraba tomando algo con los amiguetes y con algunos desconocidos en un furancho; que viene a ser como si en tu casa del pueblo que tienes viñas, das comida y vino en temporada a unos precios populares, y cuando el vino empezó a hacer estragos entre los asistentes, un amiguete me señaló y me dijo: "Mira! Está canción te pega a ti que es de Misa!". A todo esto, fue porque teníamos a gente detrás cantando canciones populares, y en una de estas llegó una lenta.
Los desconocidos le miraban con gestos de: bueno, no te pases. Y el insistió: ¡Es que no sabéis, es que ella va a Misa todos los domingos!. Entre una mezcla de asombro y de burla, como diciendo: "¿Como puede ir a Misa todos los domingos?" .Los desconocidos no sabían ni que decir, ni donde meterse.

Y me pregunto yo: ¿Es tan raro el hecho para que me señale con el dedo y monte un escándalo delante de gente que no me conoce? ¿Que es lo que le es tan extraño? ¿Es motivo de mofa o burla?
Lo que más me choca es que una persona de 35 años, mas o menos formada, que se supone que tiene una educación y digamos que está formada en una sociedad libre y es afín a determinadas ideologías, haga algo parecido.
"Las ideas se tienen, pero en las creencias se está" decía Ortega y Gasset. Y sobre esta base me pregunto: Si la base de nuestras ideas son nuestras creencias, ¿que es lo que cree él? ¿Sobre que ha creado su vida? Sus críticas tendran que ver con algo en concreto, digo yo. Igual le ha pasado algo, tiene algun trauma.
Pero, ¿eso le da derecho a atacarme a mi y a mis creencias tan cruelmente? ¿Hasta el punto de ridiculizarlas? ¿Acaso son contrarias a llevar una vida ordinaria?

¿Criticarías a alguien por salir todos los sábados? Piensalo, o por ir al cine, o comer en casa de su abuela todas las semanas. ¿Que pasa, que como no es ocio, se critica no? Igual deberíamos respetar lo que cada uno hace, independientemente si estamos de acuerdo o no.

jueves, 31 de mayo de 2012

Gratitud

A veces creo que no digo tantas veces "gracias" como debería. Y es un error, porque tengo tanto que agradecer... Cada persona, cada detalle, cada momento tiene su momento de gratitud, que a veces sin que nos demos cuenta nos empuja un poquito más hacia delante, nos da fuerzas que no sabemos o podemos agradecer.

Todos los momentos, absolutamente tienen una carga positiva. Por muy mal que lo estés pasando, por muy mal que se hayan portado, por muy mal que te sientas, siempre hay luz al final del túnel.
Los malos momentos son solo eso, malos momentos, molientes y corrientes en la vida de cada uno, en la que parece que lo que cada uno siente es distinto a lo de los demás. Pero cuando estas en el suelo, lo único que te queda es ir hacia arriba, y de esos malos momentos siempre se aprende. ¿Y donde dejamos el rencor? En ningún lado, de algo malo siempre sale algo bueno, de alguna manera.

Es por eso que no guardo ningún rencor a ninguna persona, porque todas y cada una me han ido formando y las que estén por llegar también me formaran, irán completándome y aprenderé algo de todas y cada una de ellas. La gente va y viene, a veces sin ninguna razón desaparecen, y no por eso dejan de ser mejores o peores personas. Son cosas que pasan. Quédate con lo bueno, que has disfrutado con ellos y que has aprendido. Y sigue siendo feliz, porque la vida pasa volando como para pensar que todo es negro.

De la gente que no me quiere, ni me preocupo, porque esa gente no va a estar para mi en el momento en que la necesite. Y aunque nos engañemos, todos en el fondo sabemos quienes nos quieren y quienes no. Y no es nada malo, no todo el mundo te quiere y los hay incluso quienes te odian. Pero a ellos también, gracias. La vida sería demasiado aburrida si todos nos quisiéramos y nos apreciásemos de verdad.

Gracias a ti por estar ahí, por acompañarme en mi pequeño mundo, en mis delirios, lágrimas y sonrisas. Gracias a ti, que has formado durante un tiempo parte de mi vida. También estas gracias van por ti, por darme la fuerza en los momentos de debilidad. Gracias a ti por sacarme de mis casillas. Gracias por hacerme reir a carcajadas. Gracias por enseñarme que las peores traiciones son las que te haces a ti misma. Gracias por ayudarme a encontrarme en el momento que más perdida estaba de mi vida. Gracias por enseñarme mi lado de maldad, porque aprendí que ese no era mi camino. Gracias por darme esos abrazos que nunca pedí pero que necesitaba. Gracias por estar al otro lado del teléfono. Gracias por organizar todo tipo de eventos para sacarme de casa. Gracias por darme tirones de oreja cada vez que me encierro en mi misma. Por estar al otro lado del ordenador, haciéndome trasnochar de vez en cuando. Gracias a ti, que me haces creer en mi, en que todos podemos si perseveramos.

Y por último gracias a ti, por estar ahí desde siempre, incluso desde antes, por acompañarme, por dejarme alejarme y luego permitirme volver. Por guiar mi vida, mi pensamiento y mi corazón. Por hacer que me ponga a llorar de gratitud, que me sienta pequeñita, por ser mi Norte, mi destino, mi camino. Porque sé que aunque todo me queda grande, me sienta perdida, desubicada, estás siempre ahí sacándome una sonrisa, un soplo. Porque estas en todas partes, en todo y es imposible no darte las gracias. Gracias de corazón.

martes, 15 de mayo de 2012

Y ahora, ¿quien ayuda a España?

Ahora que estamos en el aniversario del 15M, me apetece escribir un poco.
Llaman al movimiento "indignados", pero no creo que el descontento sea solo de este colectivo. Porque esto comenzó como una revuelta social que acogió a todos, de la ideología que fueran, para luchar por un mundo mejor, contra la injusticia. ¿Y al final en que ha acabado? En una demagogia de unos pocos.
Creo que el movimiento que empezó el 15M demostró el descontento de la sociedad que se encuentra en busca de su identidad. Hay una generación entera de jóvenes que están viendo como unos pocos han robado y derrochado dinero público, dinero de todos. ¿Y esto quien lo arregla?

Parece que algunos se quejan de que ahora se este recortando por todos lados, ¿pero quien se quejaba de los 2500€ por bebe que daban? Claro, cuando te compran con dinero, nadie habla. Esos 2500€ se les daban indiscriminadamente a cualquiera que tuviera un hijo, ganase la cantidad que fuera, dicen que para fomentar la natalidad. ¿Alguien se ha quejado de que el alcalde de un pueblo que no supera los 40.000 habitantes gane más de 3000€ al mes? ¿Alguien se ha quejado de los 400€ que dio Zapatero al ganar las elecciones?

Nos han vendido que no tenemos que limitarnos a vivir con lo que tenemos, que podemos vivir por encima de nuestras necesidades, que todos tenemos derecho al chalet o la casa en la playa, de tener el último modelo de movil, ordenador, que la ropa es de usar y tirar, que lo normal es que si te cansas de tu pareja que te divorcies, que aparte de que la educación sea "gratis" (que la pagamos con nuestros impuestos) tenemos también derecho a que los niños coman gratis en el colegio, los traigan y los lleven gratis y los libros de texto. Que lo normal con 18 años es tener ya el primer coche. Que los problemas se arreglan con un botellón y música chunda chunda. Que si no te da la gana de usar métodos conceptivos y te quedas embarazada, no pasa nada, que puedes abortar tengas 15 años o 36, y que además te lo hace la seguridad social. Que puedes ir a un programa de televisión y ganar 100 € solo por sentarte en una silla.

Somos un país tan caritativo que cuando ha habido una catástrofe en otro, hemos sido el país que mas ayuda y mas dinero ha dado, que acogemos a cualquier enfermo de cualquier país para atenderle. Velamos más por los intereses de los demás que por el nuestro. ¿Y ahora que? Ahora que nosotros estamos mal, ¿quien se preocupa por nosotros? ¿quien nos ha ayudado con Lorca?

Piden explicaciones al gobierno de la situación, que compadezca el Presidente del gobierno. ¿Que le va a decir al pobre que después de 30 años trabajando y cotizando a la seguridad social se ha quedado en paro? ¿Le va a decir al pobre que todo el dinero que ha cotizado no lo tiene porque se lo han gastado?

Si, así es mi país. Alcaldes de pueblos millonarios, cobrando más que un alto funcionario de la administración, funcionarios que cargan sus gastos personales a la administración, ayuntamientos que destinan dinero a proyectos de cooperación fuera de España y dejan a sus ciudadanos/funcionarios sin trabajo, sin sueldo, que deben a los proveedores, que han derrochado el dinero de los contribuyentes. O altos cargos que se gastan el dinero público en drogas y prostitutas. Diputaciones que subvencionan actividades culturales y no subvenciona asilos de ancianos.

Estos son los valores que la sociedad nos está enseñando. Que todo vale, que nos podemos pisar, que podemos robar y que podemos salir impugnes. ¿Cual es la solución?
La solución pasa por un esfuerzo enorme, porque no es como si partiéramos de cero, sino que partimos por debajo de cero. Porque el dinero de la gente que lleva confiando en el sistema español se encuentra que todos sus años cotizados no le han servido de nada.
Sinceramente, no creo que el señor Rajoy vaya a hacer milagros, pero si que creo que por algo hay que empezar. Que es necesario ser conscientes que antes que ayudar a los demás tenemos que ayudarnos a nosotros, al país. Que España es primero que un congreso feminista en África, que aquí hay familias que viven de la caridad, que acuden a comedores sociales para poder comer, que están bajo la sombra de un desahucio.
Funcionarios de hacienda, auditores de ayuntamientos, querido gobierno, está muy bien eso de recaudar dinero, pero ¿quien controla el gasto? ¿quien regula los sueldos?

-Honrarás a tu padre y a tu madre.
-No matarás.
-No robarás.
-No levantarás falso testimonio ni mentirás.
-No codiciarás los bienes ajenos.
 No está de más recordarlos, ¿verdad?

martes, 8 de mayo de 2012

Antes de que cuente diez.

Puedo escribir y no disimular
es la ventaja de irse haciendo viejo
no tengo nada para impresionar
ni por fuera ni por dentro.

La noche en vela va cruzando el mar
porque los sueños viajan con el viento
y en mi ventana sopla en el cristal
mira a ver si estoy despierto.

Me perdí en un cruce de palabras
me anotaron mal la dirección
ya grabé mi nombre en una bala
ya probé la carne de cañón
ya lo tengo todo controlado
y alguien dijo no, no, no, no, no
que ahora viene el viento de otro lado
déjame el timón
y alguien dijo no, no, no

Lo que no llegará al final
serán mis pasos, no el camino.
No ves que siempre vas detrás
cuando persigues al destino.

Siempre es la mano y no el puñal
nunca es lo que pudo haber sido
no es porque digas la verdad
es porque nunca me has mentido.

No voy a sentirme mal
si algo no me sale bien
he aprendido a derrapar
y a chocar con la pared
que la vida se nos va
como el humo de ese tren
como un beso en un portal
antes de que cuente 10.

Y no volveré a sentirme extraño
aunque no me llegue a conocer
y no volveré a quererte tanto
y no volveré a dejarte de querer
dejé de volar me hundí en el barro
y entre tanto barro me encontré
algo de calor sin tus abrazos
ahora sé que nunca volveré.
 
Fito y Fitipaldis. Antes de que cuente Diez. 

miércoles, 4 de abril de 2012

La Felicidad

Os dejo un artículo de ABC de Enrique Rojas, catedrático de psiquiatría sobre la felicidad entre otras cosas.

Cómo superar las adversidades

POR ENRIQUE ROJAS
LA vida viene sin manual de instrucciones. Por eso la vida enseña más que muchos libros, es la gran maestra. Pido que un millón de personas de los cuarenta y cinco que vivimos en nuestro país sean capaces de contagiar unas gotas de optimismo. El pesimismo llama al pesimismo y la capacidad de superación hace brotar el optimismo. Hay que educar para el esfuerzo, para la lucha, para ser capaces de vencernos a nosotros mismos e ir sacando poco a poco lo mejor que llevamos dentro.

Últimamente se han hecho muchos trabajos de investigación con rigor que explican qué es la felicidad y cómo vivir sin estrés. Recientemente se ha hablado que el país más feliz del mundo es Colombia, una tierra llena de vida y vitalidad y donde la gente está en la calle, vive en el ahora. Tengo delante de mi algunas escalas de conducta que miden la felicidad, que son instrumentos diseñados para calibrar de forma científica en qué consiste y cuáles son los principales ingredientes que se hospedan dentro de este concepto. Una de las primeras fue diseñada por el inglés Argile en 1989, a la que luego han seguido varias investigaciones. En ellas se miden el sentido positivo de la vida, la satisfacción, la realización personal, la alegría de vivir, así como la salud ecológica del país donde uno vive o el ritmo de vida.

Es un error educar para el éxito y la felicidad. La felicidad es un resultado, es suma y compendio de la vida auténtica, y el éxito siempre es relativo, porque significa haber alcanzado un nivel de resonancia social alto, aunque hay que preguntarse qué precio ha habido que pagar para llegar a esa cima.
Desde el siglo XVIII, con la Ilustración, empezó a hablarse con cierta fuerza de la felicidad, con tres grandes temas asomando: libertad, igualdad y fraternidad; estas tres condiciones debían procurar la felicidad a la población y al mismo tiempo se institucionaliza la razón; los instrumentos racionales se convierten en herramientas para llegar a un cierto grado de bienestar. La reacción contraria aparece en el siglo XIX, donde se produce un giro copernicano con el Romanticismo, la exaltación de los sentimientos y pasiones. Y aparece una concepción de la felicidad más centrada en la afectividad. Durante el siglo XX, lo ilustrado y lo emocional han ido paralelos, como siguiendo cada una su propio sendero, y el resultado no ha sido bueno. En las últimas dos décadas del siglo XX asoma un cambio de dirección, la necesidad de ensamblar a la vez corazón y cabeza, sentimientos y razones, lo afectivo y lo intelectual.

Hay algunos casos históricos de cómo el ser humano puede ser feliz a pesar de las adversidades de la vida en grado sumo y quiero subrayar ejemplos estelares de personas que han sabido afrontar situaciones muy duras saltando por encima de ellas y consiguiendo buenas dosis de eso que llamamos ser feliz.

Tomás Moro muere en 1535 en la cárcel de Londres donde un verdugo le cortó la cabeza. Abogado de profesión, mano derecha de Enrique VIII. El rey se separó de su mujer y se casó con la de su hermano Arturo, Catalina de Aragón, cuando este murió. Hoy sabemos que este hombre tuvo muchas mujeres y con toda seguridad sabemos que él fue un manual de psiquiatría ambulante, cuando en esa época no existía esta disciplina médica. Tomás Moro muere solo, arruinado, en la cárcel y en sus últimos escritos habla de la paz interior y de la felicidad. ¿Cómo es posible que un hombre en estas circunstancias dijera que se sentía feliz? En sus últimas palabras afirmó: «Muero amigo de rey y fiel a mi Dios». La felicidad no depende de la realidad, sino de la interpretación de la realidad que uno hace. Tomás Moro muere por sus ideales, por su sentido profundo de la vida. Inglaterra no ha tenido un personaje de esta talla moral en los últimos cinco siglos y que haya dejado una huella tan decisiva en las siguientes generaciones...

Otro personaje que no quiero dejarme es Alexander Solzhenitsyn. Otro hombre excepcional que nació en el Cáucaso. En 1945 fue detenido por delitos de opinión, ya que fue interceptada una carta suya en la que hablaba mal de Stalin y Lenin. Fue deportado a un campo de trabajo durante ocho años. Una vez fuera reconstruyó todo lo que había vivido y escribió en la clandestinidad sobre el Gulag, que era el nombre de la red de campos de castigo soviéticos. Su obra es un documento monumental en el que cuenta minuciosamente la vida en la industria penitenciaria en los tiempos de la Unión Soviética. Su primer libro lo escribió allí directamente: Un día en la vida de Ivan Denisovitch, donde cuenta lo que hacía en una jornada en ese lugar de crueldad. Su disección se convierte en un viaje a través del miedo, del dolor, de la muerte... con los que el comunismo acalló cualquier disidencia. Este libro estremeció los cimientos del comunismo ya que relató el horror que vivieron millones de personas. En muchas páginas de su archipiélago Gulaghabla de la felicidad. ¿Cómo puede un hombre asomarse a la ventana de la felicidad en esas condiciones infrahumanas? La respuesta está en el sentido de su vida: él sabía por lo que luchaba y quería contribuir a derrocar un sistema que nació de forma romántica, buscando justicia social, y terminó siendo demoledor. En 1970 recibió el Premio Nobel de Literatura.

Quiero contar también el caso del judío francés Boris Cyrulnik. Nació en Burdeos en 1937 y perdió a su familia en el campo de concentración de Auschwitz. Él logró escapar con seis años de edad por debajo de la verja y pasó días y semanas vagando por el campo hasta llegar a una granja de beneficiencia. Al final terminó en una familia que le ofreció cariño, alegría de vivir y pasión por la lectura. Él quería estudiar, ser médico y psiquiatra. Y fue consiguiendo las tres cosas. Es uno de los padres de la resiliencia, concepto tomado de la física, de la capacidad de los metales para chocar con otros objetos sin partirse o sin ser fracturados. Toda su teoría es que por muy mala que haya sido la infancia y los sufrimientos padecidos y las carencias que uno ha tenido, nuestra vida no está escrita, sino que dependemos de la capacidad que vayamos desarrollando para superar esas adversidades. En su libro El patito feo nos habla de esto. Superar frustraciones, heridas, descubriendo el sentido de la vida, la motivación por la que nos crecemos ante las dificultades, de esta manera él rompió el mito de que un niño maltratado cuando crece ha de ser un maltratador... y utiliza la leyenda del patito feo que cuando creció se convirtió en un cisne. La resiliencia nos habla de la capacidad para sacar fuerzas de donde parece no haberlas y sacar una lección positiva de una experiencia traumática. La resiliencia es equilibrio entre la persona y los factores de riesgo de su entorno. Los niños resilientesson capaces de desarrollar un positivismo mental, una autoconfianza y una simpatía hacia los que sufren, volcándose con ellos para ayudarles. Eso les convierte en adultos responsables, capaces de alcanzar los objetivos que se propongan.

Quiero referirme a otro personaje menos conocido que los anteriores, pero por el que tengo gran pasión, el vietnamita Van Thuan. Sacerdote católico que pasó nueve años solo en una celda, donde cualquier persona hubiera perdido la razón y se hubiera convertido en un vegetal, y cuatro años más con presos comunes. Fue detenido en 1975. Soportó con paciencia las penurias de la cárcel durante esos nueve años y las llamadas terapias de reeducación comunista que en él no hicieron el menor efecto. Se hizo amigo de los carceleros y les dio lecciones de humanismo. En sus dos libros titulados Testigos de esperanza, que es el más importante, y Cinco panes y dos peces, nos habla de esos años, que fueron decisivos para él y que a pesar de no tener nada, se sentía libre interiormente y feliz con ese tipo de vida que le había tocado.

Vuelve la idea central que he repetido a lo largo de estas líneas: la felicidad es una forma de mirar la realidad, según la óptica de las ideas y creencias que habitan dentro de nosotros. Si el amor es la poesía de los sentidos y la inteligencia, la nitidez de la razón, la felicidad es estar contento con uno mismo al comprobar que uno lucha por ser auténtico personal. Y termino: La felicidad es un estado de animo positivo, de alegría y gozo interior, al comprobar que uno ha hecho en la vida el mayor bien posible y el menor mal consciente.
ENRIQUE ROJAS
CATEDRÁTICO DE PSIQUIATRÍA

Fuente: http://www.abc.es/historico-opinion/index.asp?ff=20120331&idn=1502607131919

viernes, 30 de marzo de 2012

El IBI

Veamos lo que dice el Real Decreto Legislativo 2/2004 por el que se aprueba la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.
Exenciones recogidas en el artículo 62 del pago del IBI:

Artículo 62. Exenciones.
1. Estarán exentos los siguientes inmuebles:
  1. Los que sean propiedad del Estado, de las comunidades autónomas o de las entidades locales que estén directamente afectos a la seguridad ciudadana y a los servicios educativos y penitenciarios, así como los del Estado afectos a la defensa nacional.
  2. Los bienes comunales y los montes vecinales en mano común.
  3. Los de la Iglesia Católica, en los términos previstos en el Acuerdo entre el Estado Español y la Santa Sede sobre Asuntos Económicos, de 3 de enero de 1979, y los de las asociaciones confesionales no católicas legalmente reconocidas, en los términos establecidos en los respectivos acuerdos de cooperación suscritos en virtud de lo dispuesto en el artículo 16 de la Constitución.
  4. Los de la Cruz Roja Española.
  5. Los inmuebles a los que sea de aplicación la exención en virtud de convenios internacionales en vigor y, a condición de reciprocidad, los de los Gobiernos extranjeros destinados a su representación diplomática, consular, o a sus organismos oficiales.
  6. La superficie de los montes poblados con especies de crecimiento lento reglamentariamente determinadas, cuyo principal aprovechamiento sea la madera o el corcho, siempre que la densidad del arbolado sea la propia o normal de la especie de que se trate.
  7. Los terrenos ocupados por las líneas de ferrocarriles y los edificios enclavados en los mismos terrenos, que estén dedicados a estaciones, almacenes o a cualquier otro servicio indispensable para la explotación de dichas líneas. No están exentos, por consiguiente, los establecimientos de hostelería, espectáculos, comerciales y de esparcimiento, las casas destinadas a viviendas de los empleados, las oficinas de la dirección ni las instalaciones fabriles.

Seamos francos.... Los que piden que la Iglesia pague el Impuesto, ¿no se dan cuenta de que los Musulmanes, los Judíos y los Evangélicos con los que el Estado Español tiene acuerdos, tampoco pagan el IBI? O todos, o ninguno. ¿O es que ellos no tienen por qué pagarlo?
Igual algunos deberían repasar la legislación... De todas maneras, la exención del pago del IBI tiene lugar en los lugares de la Iglesia Católica destinados al culto. Es decir, una residencia universitaria católica, un museo, un local de ensayo, etc. Si, SI están pagando el IBI. Es decir, es un tema con el que les gusta crear polémica donde no la hay.

sábado, 25 de febrero de 2012

Cosiñas

"Te sentirás solo, sin testigos. Te encontrarás aislado, sin puentes. Te abrumará, el silencio sin palabras. Te dolerá el olvido, sin aplausos. Te inquietará, la duda sin respuestas. Te pesará la carga, sin ayudas. Te asustará el compromiso, sin seguridades. Te verás desnudo, sin mentiras.

Y yo seré tu testigo, tu puente y tu palabra. Yo seré tu aplauso, tu respuesta y tu apoyo. Yo seré tu refugio y amare tu desnudez, y te enseñare a vivir de verdad."

jueves, 9 de febrero de 2012

El secreto de la garrapata

No quiero averiguar el cómo, prefiero entretenerme en el qué. Los sueños no navegan solos, las luces no se encienden sin fe.
No suelo equivocarme en todo,  seguro debe haber un modo, sino ¿de que me sirve esta sed? No dije lo que dicen todos, la culpa va tejiendo su red. Caímos en los mismos lodos, planetas diferentes solos.
Y tus manos vacias, mis palabras ausentes, escuchar que decías sin querer entender que al final te perdía como me perdía yo entre tanta mentira. Si el caer fuera vida, viviría yo.
Y romper el silencio a solas, se ahoga en el recuerdo después. Se asusta pero no abandona. Revive aunque le cuesta creer.
Inventando una huida, obligarme a no verte. Y al pensar que volvía a entender que mi suerte al final se perdía como me perdía yo... Como me perdía yo...

El último día que fuimos amigos pero al revés, comprobamos como no puede valer con la antorcha de un traidor para incendiar Troya, porque Troya decidió que no iba a arder.
Y el rumor no tuvo mucho más que hacer, me acuerdo bien,  y aprendí que hay cosas que es mejor perder.  Y ahora lo veo distinto, diferente, raro, extraño darlo todo por perdido. Separarse y no volver a verse en años. Ni que fuera un instinto, diferente, raro, extraño, tonto y tantas veces cínico que parece que es jugar a hacerse daño.

Y mira donde hemos ido, todo el tiempo invertido solo para ser como el desconocido que se esconde perdido donde nadie lo pueda ver. Y no llega aunque lo intente, y ahora no puedo seguir, no hago vida en el presente. Todo me recuerda a ti. Se esfuman la calma, el sentido, la pausa, y el recuerdo y la rabia ahora duermen aquí.

Estaba claro que no podíamos ser agua, que lo que sientes no puede verse desde aqui. ¿Lo has olvidado? La vida crece entre los matices, se esconde siempre en lo que no dices para hacerse de rogar. Yo empezaría por ser de los primeros, huyendo siempre de los no sinceros, en aquel que solo sabe y recomienda hacer locuras sin que nadie entienda. Y necesitas decir que no a los miedos. Aunque me canse y lleguen miles de días grises, o mis palabras quieran rendirse ante la lluvia en el cristal. Me suena grande, los imposibles tambien existen, son los que hoy me hacen decirte que la fiesta empiece ya.
Te cambio un si por ese ya no puedo. Demasiadas canciones que ya no llegan, suenan palabras que jamas las llenan.

Fácil - Maldita Nerea

lunes, 30 de enero de 2012

Perdonar

"Cada día, cuando hago mi examen de conciencia me pregunto si soy capaz de perdonar. Es muy difícil perdonar (sobre todo sin que te lo pidan), pero me es necesario hacerlo. El perdón no es una obligación, no es el olvido, no es una expresión de superioridad moral ni es una renuncia al derecho. El perdón es un acto liberador. Perdonar es ir más allá de la justicia. Esforzarnos en plantear el perdón, en proponerlo y hablar de él es invitar a ser cada vez más persona"

via: http://religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=20292

lunes, 16 de enero de 2012

A su ritmo...

A veces se me ahoga el pecho, el corazón se me encoje y decide seguir su propio ritmo. Rie, llora, se estremece por su cuenta. Siempre a su ritmo.
Hoy es uno de esos días en que le preguntas: ¿estas bromeando? y lo peor es que me responde: Tu sabrás.

No son buenas fechas, el tiempo pasa demasiado rápido y a veces en lugar de hacernos olvidar, nos hace recordar. A veces de manera tan vívida que parece que estas de nuevo en esa misma situación. Aunque todo ha cambiado, absolutamente todo. No hay nada de aquella situación anterior, ni si quiera tu misma, porque la persona que eras, ya no está.
La vida, se asemeja simple y compleja a la vez. Los valientes eligen, los demás nos dejamos llevar.

Ojala fuera valiente, ojala pudiera decir las cosas claras y jugar con las cartas encima de la mesa. Pero no lo soy, ni si quiera para decirlo en voz alta, ni en susurros, ni de ninguna otra manera que pudiera conllevar un sonido. Ni por gestos, ni por escrito. Ni si quiera a una persona anónima.

Si pudiera congelar el tiempo y volverme cenizas y deshacerme cuando sople el viento que nadie sabe donde habita. ¿Y si pudiéramos ser algo más que polvo y energía? ¿La luz de dos estrellas extinguidas? Si no fueran nuestros sueños pesadillas y todos los deseos utopías, volvería en un acto total de rebeldía...

Pasaremos de largo por este momento, a ver si vuelve a la normalidad. Lo dicho, yo no soy una valiente; solo me dejo llevar.


viernes, 13 de enero de 2012

Sobrevivir

- Por eso sobrevivimos. Porque un día empezamos a olvidar. Y eso es lo que nos salva. Espero que no cometas el error de sentirte culpable por eso. El ser humano nace con el derecho a ser feliz, y ese derecho implica también una obligación. La felicidad es también una cuestión de voluntad, de perseverancia. Recuerda siempre que no hay nada de malo en querer estar vivo.

La vida después de Marta Rivera de la Cruz

martes, 10 de enero de 2012

Santiago de Compostela

No hay nada como perderse para poder encontrarse. Ni como irse para poder apreciar lo que has dejado atras.
Andando sobre esas piedras, solo recordaba, imaginaba y disfrutaba. Me deje seducir por aquel encanto que muchos han apreciado mucho antes que yo, incluso mis propios antepasados, aquellos peregrinos Europeos que, como dicen los libros de texto, a traves del camino, hicieron de Santiago una ciudad de riqueza cultural. Si, aquellos peregrinos que decidieron quedarse en Santiago. Establecerse en la tierra.
Sabe Dios lo que cada peregrino busca en el camino, y todos sabemos lo que encuentran al final: Santiago.

Estar en el casco antiguo de Santiago, es dejarse seducir por las piedras que tantos años llevan allí. Rara vez se encuentra una con un panorama tan bello. Un sábado templado y soleado del mes de Enero, primer día de rebajas y nadie por la calle. El casco antiguo de Santiago parece reclamar tu presencia.
Toda la ciudad invita a la calma. Hace que se detenga el tiempo.

En el campus universitario siguen los colegios mayores, incombustibles al paso del tiempo, cerrados por vacaciones, en silencio. El suave viento hace que las hojas del cesped se muevan a levemente. Observas las grandes explanadas y te imaginas a los estudiantes en primavera, tumbados a la sombra de un carballo con sus libros, planeando ser lo que ahora son.
Subes a la alameda, que tiene forma de herradura, y ves la robleda de Santa Catalina. Robles que tienen años, que han visto el paso del tiempo, impasibles, creciendo hacia el cielo y envolviendo con sus hojas los paseos. ¿Cuantos paseos habran dado los jovenes amantes del siglo XIX para conocerse con la carabina a una distancia prudencial? ¿O cuantos se habran parado a observar la belleza de la catedral desde ella? ¿Cuantos estudiantes habran tenido que huir de las garras de las Marias?
En uno de esos bancos que estan para poder observar con detenimiento las vistas sobre la catedral, se encuentra Ramón Maria del Valle-Inclan, en bronce, con su larga barba y sus gafas redondas. Donde lo más probable pasara tardes sentando pensando en lo que iba a escribir.

Entrando ya en materia, vamos por la calle del franco, nos dejamos llevar por sus piedras, desgastadas por la lluvia y los caminantes, nos perdermos entre los soportales que tan bien te resguardan de la lluvia, para encontrarnos con la antigua facultad de derecho, ahora ya completamente de Geografia e Historia. Damos un rodeo por detras de la catedral, observamos los muros del convento de las monjas Pelayas. Altos, con esas ventanas pequeñas con rejas que no tienen pinta de dejar entrar mucha luz. ¿A cuantos jovenes habran oido en las noches Santiaguesas? ¿Cuantas jovenes habran pasado por alli? Si te aventuras a la entrada, se observan grandes puerta de madera, con sus cerrojos antiguos. Un torno por donde das y te dejan los pasteles, y como unico elemento de modernidad un timbre.
Entrando en la Iglesia del convento, en la parte trasera se ven los dobles barrotes que separan la zona de las monjas, con sus sillas, como si de una curia se tratara. En lo alto, se observan pasillos con doble rejilla. No puedo evitar acordarme de una compañera de clase. ¿Cuantas veces en mi vida coincidire con compañeras que vayan a entrar a un convento? Se me encoge el corazón.
Sigo perdiendome por las calles de Santiago, nadie por la calle, si acaso dos personas mas. Esta vez ya al lado de la catedral, dependiendo de por donde mires, a la izquierda o a la derecha, el seminario de Santiago, con su escalinata, con su piedra.
Mientras bajamos hacia la plaza del Obradoiro, observando como cae el sol lentamente, una gaita rompe el silencio de la ciudad. Una paz me inunda y digo: Ay! Miña terra galega.
Es imposible describir la sensación del atardecer de enero, en una ciudad que desprende magia por los cinco sentidos, que te envuelve y te seduce, con una gaita sonando al fondo y el reclinar de las campanas de la catedral. Es imposible no estar allí e imaginar la misma situación hace 500 años.
¿Cuantas cosas habra visto Santiago? ¿Cuantas cosas le quedara por ver?

Ya en la plaza del Obradoiro, se puede observar con todo su esplendor la fachada de la catedral, donde el viento y la lluvia hacen de las suyas llenandola de musgo. Envejeciendola, llenandola de misterio y sorprendiendo a todo aquel que la mira por primera vez.
Dentro nos recibe el pórtico de la gloria, con los 5 agujeritos donde los peregrinos apoyan sus dedos y le dan un croquis al Apostol. Luego, al final de la nave, puede verse la figura del Apostol a la que se le da el abrazo. Debajo justo, la cripta.
Quiza le sorprenda al peregrino la austeridad de la catedral, sin muchos oros. Lo cierto es que lo que sorprende la catedral es la cantidad de gente que puede albergar, sus grandes techos y sus naves laterales. Las capillas cerradas con sus impresionantes imágenes. Y sobre todo, los sacerdotes que en los confesionarios estan dispuestos a reconciliar a todo aquel que se le acerque.

¿Que busca el peregrino? Solo él lo sabe.

Una vez más, Santiago me ha conmovido, me ha seducido y me ha convencido. Galicia siempre me llega al corazón. Y tu, ¿a que esperas a perderte por sus calles?

lunes, 2 de enero de 2012

El dolor II

De esto que estas leyendo un blog y ves que es el complemento perfecto a lo que has escrito hace unos días sobre el dolor. Así que me he dicho, voy a citarlo. El texto en cuestión es de un sacerdote: Javier Alonso. que escribe en esta página: http://www.javieralonsosandoica.es/
No dejeis de visitarla.
Entiendo de que primeras un texto de un sacerdote, que además habla de Dios no apetezca. Pero en serio, darle una oportunidad.
Gide juró que no podía creer en un Dios que se quedara impasible ante el dolor y la muerte de los niños.
¿Podemos poner un poco de luz en este dolor desde la óptica cristiana? De una cosa estamos seguros, y es que Dios no es el causante del mal físico ni del mal moral. Dios no se inventó la muerte, ni se entretiene lanzando enfermedades a diestro y siniestro. Su posición no es la de las deidades romanas, que echan mano de dos calderos, el de la ventura y el de la desventura, y derraman al azar su contenido sobre el mundo. Cuando Cristo ve una procesión con una mujer llorando por su hijo, que acaba de morir, él mismo se echa a llorar en tres momentos sucesivos. Cristo no soporta el sufrimiento, ve dolor y cura, donde hay lepra regenera… Por eso, ni siquiera entiende que acaben con él, “Judas, ¿con un beso entregas al Hijo del Hombre?”, “si he dicho algo mal, ¿por qué me pegas?”, “Padre, perdónalos, no saben lo que hacen”. Su actitud es de permanente desconcierto porque es la Inocencia absoluta. No sabe del mal, no entiende cómo deletrearlo.
Pero como el mal físico es un misterio del que no podemos escaparnos (nadie pasa por un campo de muertos con una rosa en la mano), Dios con su Encarnación nos ofrece la única manera de llevarlo adelante sin hundirnos: con Él. Como la otra opción es la desesperación, Cristo dice, “yo cogí la cruz, vente”. Por eso, más que escaparse de Herodes, Cristo retrasa su propio martirio de Inocente para que sepamos que con Él es posible sobrellevar el dolor de una manera bien distinta a la desesperación. Los inocentes de hoy nos recuerdan a los niños que mueren pronto, a los bebitos, a los abortos, a los que no les ha dado tiempo de pronunciar la primera risa y sin embargo están pegados misteriosísimamente a Dios.
¿Y por qué a veces unos se curan y otros no?, ¿por qué en ocasiones Dios parece dejar en suspenso las leyes naturales para librar a una persona de su cáncer y otras veces no? Pues no tenemos ni idea. Pero en inducción temeraria, Dios parece actuar directamente para producir más fe,¿crees que puedo hacerlo?”, “ve, tu fe te ha curado”. Es como si no hubiera venido a la tierra a hacer las veces de hada madrina que todo lo cura, haciendo brillar sus hechizos por donde pasa. Sólo quiere que el hombre se dé cuenta de que él es su razón de vida.