lunes, 29 de julio de 2013

Pensamientos de verano

Ahora, pensando, veo que lo que me comentaron de bajar el ritmo, de decelerar, igual no era tan mala idea. Pensaba que igual iba a suponer una frenada en seco y que igual luego no era capaz de arrancar. Pero con pensamientos tan catastróficos no llego a ninguna parte.
Bajar el ritmo. Reducirme a lo básico. ¿A lo básico? Le doy vueltas una y otra vez a lo mismo. Los básicos. Reducirme a la mediocridad de mi vida. Aceptarla de una vez.
Una vida cómoda, pasiva, sin sobresaltos. Una vida lineal, sin ambición, sin lucha. Una vida mediocre, dejándose llevar.

Una vida rutinaria. Levantarte, rendir, comer, rendir, salir y hablar de cosas irreverentes, cenar, acostarte. Y vuelta a empezar. Fin de semana, levantarte, rendir, comer, rendir, arreglarte, cenar, salir a los mismos bares, beber, llegar a casa, dormir. Dormir, dormir. Levantarte, comer, hacer el hongo, salir, cenar, dormir. Y empezar el lunes de nuevo.

Eso es lo que me espera hasta aprobar. Te reduces a la  mediocridad. Empiezas a ser de los invisibles. Y por alguna extraña razón te pones en el centro, como si todo girara a tu alrededor, cuando no es así.
Empiezas a ser ajena a las pasiones de los demás. Te vuelves egoísta. ¿A caso no tengo derecho a hacer por una vez lo que me apetezca? Y ves desde tu rincón como bailan, con sus copas, como saltan y ríen. Y te es ajeno. No le ves el sentido.
Lo que te separa es algo más que unos metros y la cantidad de alcohol que llevan en el cuerpo. Algo más.

Entonces la pregunta es, ¿que es lo que te impide hacer las cosas que quieres hacer? ¿cual es la razón última? ¿amor? ¿en serio crees que es por amor o es en realidad miedo? No lo pongas como excusa. Al final es el miedo al que dirán, es el miedo a decepcionar.
Tenemos tan interiorizada la idea de como deben ser las cosas que salirnos de nuestro guión nos da miedo. Las expresiones "tu no eras así", "te han lavado el cerebro", "obsesionada" retumban en mi cabeza. Son una losa en mi corazón.
Y sobre todo es el miedo a hacer daño a los que más quieres. Es todo y a la vez nada. Es más fácil seguir siendo. Es más fácil dejarse llevar. Continuar. Ir frenando. Dejando que las pasiones actúen.
Brindar por la siguiente copa. Bailar por enésima vez el "Gangman Style". Volver al estado de decadencia del fin de semana. De pasarse el día delante del televisor, con la cabeza como un bombo, con el cuerpo molido. Ver el sol por la ventana y que te moleste. Lo que se dice disfrutar del fin de semana. Discutir, no entender nada, acurrucarse, llorar desconsolada hasta que vence el sueño. Mañanas de rimmel corrido, de ojeras. Caras de vinagre. Y decir que estas genial y sonreír.

Dejar que sea tu mirada y los silencios los que hablen por ti en lugar de confesar la verdad. La lucha eterna contra la decadencia.
Al final la mediocridad vencerá. Las oposiciones me atan a la realidad, aunque a veces los apuntes se convierten en un baile de números, de cifras, de artículos, de leyes que nada me dicen ya. Y en cambio están ahí cada vez que te levantas, cada vez que tuerces una esquina, cada vez que ves la tele. Y te preguntas, si tu, mediocre como eres, serás capaz de sacarte una plaza, de ser de las mejores de ese año y bajas a la realidad: ¿cuando una mediocre ha triunfado?

viernes, 26 de julio de 2013

Luto

"El 25 de julio más triste de la historia. ay, mi querido Apóstol, como nos has fallado."

Esa frase la ponía una amiga en facebook ayer, y me dio que pensar. Si aún no os habéis enterado, el día 24 de Julio de 2013, víspera de la fiesta de Santiago Apóstol, descarriló un tren en Santiago de Compostela. Muchos muertos, muchos heridos, mucha solidaridad.

Esa frase que puso mi amiga me hizo recordar otra: "¿Donde está tu Dios ahora?". Y como cristiana católica me veo en la obligación de hacer una reflexión. Es tan sencillo preguntarse donde estaba Dios que no evitó el accidente, es tan sencillo responsabilizar a Dios que no nos damos cuenta de la barbaridad que estamos diciendo.
¿Dónde estaba Dios? Pues al lado de cada uno de los familiares de las víctimas, acogiendo su dolor, en el corazón de los vecinos que bajaron a ayudar con mantas, ofreciendo sus casas, lo que pudieran ofrecer, en el corazón de cientos de personas que fueron a donar sangre, en el corazón de los bomberos, médicos, enfermeras, policías que desconvocaron huelgas y fueron a atender a los heridos, a ayudar en el lugar del accidente.
¿Quieres seguir preguntándotelo? ¿Apóstol nos has fallado? ¿Que los hosteleros de Santiago ofrezcan habitaciones gratis a los familiares de heridos y fallecidos es fallarnos? Más que nunca el Apóstol está ofreciendo cobijo al peregrino.
Pensemos, pensemos. Somos viscerales, pero tenemos que pensar.

Cuando discuto con mi novio sobre la Iglesia, Dios, religión, una recriminación recurrente que me hace es: "la Iglesia te prohíbe cosas". Es decir, no salgo porque la Iglesia me lo prohíbe, no bebo porque la Iglesia me lo prohíbe, etc, etc. Cuando me dice eso, me imagino al cura de turno con una pistola apuntándome en la cabeza cada vez que me pido una caña, o cuando llego a casa a las 6 de la mañana. O me lo imagino un domingo con un megáfono despertándome y apuntándome para que vaya a Misa.
Me hace mucha gracia, en serio, porque me dice cosas que supuestamente me prohíben y hago. Mi novio que es muy contradictorio y a parte nunca me presta la suficiente atención.
Volviendo a la prohibición. Dios no ha hecho libres. Si, libres. Nos ha creado y nos ha dado libertad, incluso para seguirle. Ni Él mismo nos puede obligar a seguirle. ¿Entonces por qué iba a mediar con el conductor de tren que iba a 200 km/h?
Es el hombre el que decidió bajo su responsabilidad y en su libertad, ir a más velocidad de la permitida.
Pero eso no quiere decir que no intervenga con nosotros, que no se relacione con el mundo. Es Dios, que se hizo hombre e interactua con nosotros a través del Espíritu Santo. No se queda a mirarnos y ya está. Y demostrado queda en lo que he puesto antes sobre la solidaridad de los vecinos y del resto de personas que han estado ayudando todo este tiempo. (Y esto no me lo estoy inventado yo en plan católica fanática, que lo he leído en encíclicas y discursos del Papa, pero no tengo yo ahora las fuentes para citar)

Es una tragedia. Pero acoge a Dios en tu vida. Él está siempre a tu lado.Tiene planes para cada uno de nosotros. La pregunta no es por qué, que se nos escapa, sino para qué, como decía Mons. Munilla en la homilía que os puse sobre el sufrimiento y la felicidad.

¿Todavía sigues preguntándote donde estaba Dios?

martes, 23 de julio de 2013

Escapar

"Y escapar juntos de allí. Juntos de la mano dar un salto y sentir la libertad y el valor de elegir regalarte mi vida."
La oreja de Van Gogh.


viernes, 19 de julio de 2013

Manipulación

Si tuviera que definir con una palabra al periódico El País lo haría con: manipulación.
Es lo que llevan haciendo bastante tiempo, sobre todo con los titulares y el contenido de la noticia que luego suavizan. Lo mismo hacen con twitter, pero en este caso ya es mucho más escandalosamente descarado. El titular sirve para no abrir la noticia y crear polémica, que un grupo de fieles seguidores les den la razón como borregos y ataquen. ¿Estrategia para vender más?
Lo cierto es que hace cosa de un mes, le hice a mi hermana un trabajo sobre Derecho Eclesiástico del Estado. No pensaba dudarlo, iba a hacerlo con el diario El País, porque otra cosa no, pero recoger cualquier forma de ataque eclesial lo hace muy bien, así que me dispuse a ello.
Mi sorpresa al tener la versión en papel y la versión digital fue grande. La versión digital y la versión en papel no coincidían. Es más, la versión digital era mucho más agresiva que la versión escrita. ¿Quizá porque sus lectores de internet son más jóvenes y tienen que marcar más su linea editorial en contra de la religión?
Lo cierto es que la sorpresa fue mayúscula, y además decidí cambiar de periódico al no poder acceder a la hemeroteca escrita a pesar de que soy suscriptora. Yo, suscriptora desde hace 7 años, no puedo acceder a la hemeroteca de este año porque han cambiado el servicio y lo hacen con una empresa externa en la que solo podría ver a partir de la fecha en que me diese de alta. (A la mierda)

Mi cabreo de hoy viene por la entrevista al Obispo Munilla, de la diócesis de San Sebastián. Y no, no es por la entrevista, que está muy bien, os la recomiendo. Es por uno de los tuits que han puesto enlazando a la entrevista: "Munilla, obispo de San Sebastián: "Muchos homosexuales quieren castidad y entonces vienen a mi". #lesbianas #gais ".
¿En esa frase se resume la entrevista? ¿le pongo las etiquetas de lesbianas y gais para que ataquen sin ton ni son?
Se pasa mas de la mitad de la entrevista hablando de la comunicación de la Iglesia y en cambio ese tuit se basa en una de las respuestas que hace Munilla sobre el amor, el sexo y la homosexualidad.
Os cito la parte exacta de la homosexualidad para que juzgueis vosotros mismos:

P. Se le considera un obispo de la rama dura. ¿De verdad dijo que la homosexualidad se cura?
R. No lo dije así, pero es verdad que hoy lo que viene a decir la ideología de género es que han sido ciertos condicionantes religiosos y culturales los que han hecho que se diga que el hombre y la mujer son complementarios. Y la Iglesia no cree en eso, la Iglesia cree en la integración entre naturaleza y afecto. No se puede disociar naturaleza de sexualidad.
P. Creo que no ha respondido.
R. A ver, pensar que los homosexuales son los que salen en el Orgullo Gay es mentira. Hay muchos homosexuales que quieren vivir en castidad, y entonces vienen a mí buscando acompañamiento. ¿Son enfermos? Hay muchas terapias sin que los que las reciben sean enfermos.
P. Homosexuales sufrientes…
R. Hay homosexuales que lo son tanto como los del Día del Orgullo Gay, pero con otra visión de las cosas. Yo he acompañado a bastantes y me han dicho “¡gracias por jugártela por nosotros!”.
P. Para ustedes la palabra clave es “amor” en el matrimonio. ¿No es posible que haya amor entre dos hombres casados?
R. Aquí, el concepto “amor” está muy tocado por la cultura romántica. Se reduce a lo afectivo. Y desde ese punto de vista claro que dos hombres se pueden querer. Pero el concepto es más amplio.
Si yo personalmente, tuviera que destacar alguna parte especial de la entrevista sería:
- De la cultura del bienestar viene el materialismo, y de ahí, la pérdida de la fe. (Un poco en la línea de lo que comenté sobre el Estado del Bienestar, la responsabilidad y el mal)
Y de forma anecdótica, lo de la Real Sociedad, que me hace gracia el sentido del humor con que torea al periodista.
P. ¿No desconecta de Dios? ¿Pasea? ¿Lee una revista? (sobre la mesa, en la salita de estar de casa del señor obispo, descansa el ¡Hola!) ¿Coge usted vacaciones?
R. Es que Dios está en todas partes, también en los momentos de descanso, en una comida, un partido de pelota o de fútbol…
P. Pero no llegará usted al extremo de —viendo un Real Sociedad-Athletic—, decir “¡ay, Dios mío, que marque la Real”, ¿o sí?
R. ¡Es que los vizcaínos tendrían el mismo derecho a pedirlo! No pongamos a Dios en conflicto.
P. Vamos, que al estar en todas partes, juega en los dos equipos.
R. En los dos, ¡ja, ja, ja!

martes, 16 de julio de 2013

Vocaciones II

Hoy hace 2 años y 1 mes que escribía la primera entrada de vocaciones, pero es que hoy hace dos años que Clara, mi compañera de clase, de la que iba la entrada de vocaciones, hace dos años en el convento carmelita en el que entró.
Me hace especial ilusión acordarme de ella. Es increíble como alguien es capaz de entregarle su vida a Dios, de entregarse a la oración. Me encanta contárselo a todo el mundo, es un pequeño ejemplo de que todavía hay esperanza, de que la gente responde a las llamadas.

Recuerdo con especial ilusión un grupo de trabajo por la tarde, me acerqué a ella y en voz bajita le pregunté: - Me han dicho que entras en el convento en junio, ¿es cierto?
Recuerdo su sonrisa diciéndome que no, que entraba en julio. Y yo seguía preguntando: ¿y como estás? ¿nerviosa?
Sobre todo fue mi cambio de actitud hacia ella, de diciembre a junio. La veía y decía: que pasada. Estaba totalmente fascinada con la idea de que una compañera se fuera a meter a monja de clausura, lo supiera toda la facultad y como si nada. Bueno, ese día, el del grupo de trabajo, el profesor de Derecho del Trabajo le mandó unas indirectas diciendo que siempre había tiempo para rezar. Pero teniendo en cuenta que estuvo apunto de dejar la carrera en 2º para entrar en el convento, haber esperado 3 años más para acabar y entrar en el convento, sabiendo cual era su vocación y aguantando a saber cuántas críticas, ¿para qué esperar?

Ay Clara, llevo un par de fotos de ella en el móvil para los incrédulos.

El día que hicimos nuestro último examen (de derecho del trabajo y seguridad social) ordinario, porque tuve que ir a los extraordinarios con mi querido derecho procesal penal, derecho internacional privado y filosofía del derecho, me acuerdo que queríamos irnos corriendo de la facultad mis amigas y yo. Pero yo quería despedirme de Clara y no la daba encontrado, y venga a esperar a ver si la veía, y mis amigas sin entender porque quería despedirme, me decían que no sabían que decirle a una chica que se va a meter a monja.

No me hizo falta decirle nada para despedirme de ella, un abrazo sincero, una emoción contenida y un me acordaré siempre de ti, fue más que suficiente. Luego llegué a la residencia llorando a moco tendido, demasiadas emociones, el fin de una etapa. Así, con todo a flor de piel, escribí vocaciones, y quien me lo iba a decir que ella lo iba a leer y me mandaría un e-mail dándome las gracias.

Ay Clara, siempre en mis oraciones.

domingo, 14 de julio de 2013

Transigente

"La luz del amor, propia de la fe, puede iluminar los interrogantes de nuestro tiempo en cuanto a la verdad. A menudo la verdad queda hoy reducida a la autenticidad subjetiva del individuo, válida sólo para la vida de cada uno. Una verdad común nos da miedo, porque la identificamos con la imposición intransigente de los totalitarismos. Sin embargo, si es la verdad del amor, si es la verdad que se desvela en el encuentro personal con el Otro y con los otros, entonces se libera de su clausura en el ámbito privado para formar parte del bien común. La verdad de un amor no se impone con la violencia, no aplasta a la persona. Naciendo del amor puede llegar al corazón, al centro personal de cada hombre. Se ve claro así que la fe no es intransigente, sino que crece en la convivencia que respeta al otro. El creyente no es arrogante, al contrario, la verdad le hace humilde, sabiendo que, más que poseerla él, es ella la que le abraza y le posee. En lugar de hacernos intolerantes, la seguridad de la fe nos pone en camino y hace posible el testimonio y el diálogo con todos."

Papa Francisco. Encíclica Lumen Fidei. Apartado 34.

Era inevitable que pusiera algo sobre la encíclica, me encanta, y me parece tan acertado como habla de la imposición de la verdad, que me pareció acertado. Nadie puede imponer una verdad. Proximamente más fragmentos.
Para descargarla entrar en la página del Vaticano

sábado, 13 de julio de 2013

San Fermines

Ya se que he dicho que no iba a publicar pero como entré en un debate en twitter sobre los San Fermines, abusos sexuales y demás me ha parecido oportuno reflexionar un poco sobre eso.
Todos habéis visto las fotos de las mujeres enseñando sus pechos y las manos de una gran cantidad de tios tocándoselos, ¿o no? No voy a subir las fotos, las buscáis y ya está.
Bien, pues el debate se centraba sobre todo en que si una mujer adulta, entendiendo esto por mayor de edad, está en pleno uso de sus facultades mentales, sabe que haciendo eso (enseñar los pechos) le van a tocar una decena de tios, se considera abuso o no, o agresión sexual.

Bien, la periodista con la que debatía decía que no se puede considerar abuso porque a la mujer le gusta, lo hace apropósito y lo busca. Y yo me decía que si una mujer es dueña de su cuerpo, libre y quiere enseñar los pechos, ¿con que permiso van los chicos de turno a tocárselos? ¿es acaso el enseñar los pechos una invitación a tocar por tocar?

Hablábamos que no todo era agresión, pero si considero una falta de respeto hacia la mujer el hecho de lanzarse como lobos a por los pechos. Que se ha visto como incluso les han arrancado la ropa a la chica.
Estamos hablando de que hoy en día se considera a la mujer libre, se equipara la "libertad sexual del hombre" a la mujer, cuando en realidad es un modelo machista. Las mujeres, nos guste o no, no podremos equipararnos a los hombres sexualmente nunca porque precisamente el modelo es machista. Que si, que tenemos derecho a hacer lo que queramos con nuestro cuerpo, pero sin embargo nos están juzgando. ¿Con cuantos hombres tienes que acostarte para que te consideren una fresca? A estas chicas las pondrán pingando, incluso las propias mujeres, diciendo que son unas golfas por dejarse tocar cuando algunas si habrán sufrido una agresión.

Yo personalmente digo, si una mujer no quiere ser tocada que no muestre sus pechos. Si tu sabes que subiéndote a los hombros de un tio en el chupinazo te van a tocar los pechos por norma, no lo haces y ya verás como no te tocan. Pero por otro lado también es necesario mentalizar a los hombres que una mujer desnuda no es un objeto al que pueden tocar.
Nosotras, las mujeres, somos las que tenemos que poner un límite y un poco de coherencia en nuestra vida. No digo que haya que taparse de arriba a abajo, pero por lo menos un mínimo si que hay que guardar, porque por desgracia, a los hombres el instinto animal les tira más, (seamos realistas, aunque os ofenda) y son unos cazurros. Teta veo, teta quiero. No.

Chicas, no nos convenzamos, Sexo en Nueva York es solo una serie, y además ocurre en una ciudad muy distinta a las ciudades españolas y sobre todo "provincias". No se puede trasladar ese modelo a España, ni si quiera a las ciudades más grandes como Madrid, la fama se coge siempre. Pensadlo. Los hombres son machistas, pero las mujeres lo somos más. Y sobre todo hipócritas. No somos capaces de medir con el mismo rasero.
Cuando nosotras pedimos derechos, y reivindicamos libertades, al mismo tiempo estamos criticando a la de al lado que está viviendo su "libertad".

¿A donde quiero llegar? Concienciación, que no todo vale, que por estar de fiesta y borracho no se puede besar, tocar, agredir a una mujer. Si no se pone freno a esto, va a ir a más. Lo veo sobre todo también en Pontevedra, las peñas que empezaron siendo taurinas han pasado a ser fuera de la plaza de toros, una locura de macrobotellón, la zona vieja oliendo fatal, destrozo del mobiliario público, etc. No se puede, no se puede llegar a ese límite.

Es que ¿hacia dónde estamos yendo?

martes, 9 de julio de 2013

Cerramos

Cierro hasta nuevo aviso.
El excesivo calor parece ser el causante de mi mal. Igual también el buen tiempo que hace que mi tiempo libre lo pase fuera de casa, entre otros muchos quehaceres que tengo por afición. Y aunque a veces tengo la tentación de coger un papel y ponerme a escribir ideas sueltas mientras estoy con gente, creo que es mejor que no. Ya me tienen por bastante friki por subir fotos a instagram, entre otras cosas y temas de conversación, como para que les diga: se me acaba de ocurrir algo para publicar en el blog. No. Definitivamente no.
Las siguientes entradas serán con cuentagotas. Después de un mes de Junio "mazo" de creativo, volvemos a la sequía habitual, la del acomodamiento y la de no búsqueda. Esa que nace de tener a alguien de confianza y que hace que eso que cuentas no lo reflexiones y por tanto no este en el blog.

Volveré con las lluvias, el agobio y los miedos habituales del quiero y no puedo.

Os dejo con una imagen del paraíso, para que veáis que tan mal no estoy. Es la playa de Lapaman.



viernes, 5 de julio de 2013

Canción de la semana.

Cristian Castro - Así Era Ella



Desde el cielo a mi llegó
Una especie de amor
Que te juro que no conocía
Que partió en dos mi vida.

Poco a poco iluminó,
El mas oscuro rincón
Me abrazaba cada noche fría
De su mano se iba la agonía.

Yo no supe entregarle
Ni la mitad del corazón
No sabía lo que yo tenía
No sabía hasta que lo perdía.

Era un ángel era un sol
Era un sitio en mi canción
Un milagro que no merecía
La verdad de todas mis mentiras.

¿Para que más explicaciones?

miércoles, 3 de julio de 2013

Con J de Julio

Estamos en Julio, en tiempo de descuento para la Jotaemejota (JMJ, Jornada Mundial de la Juventud) y si yo me fuera a Brasil estaría atacada de los nervios, pero como no voy digamos que me muero un poquito de envidia. No demasiada porque irme a Brasil no me hacía nada, así que la seguiré por la televisión.
En Galicia se ha organizado una actividad paralela a la JMJ y van a hacer conexiones con Rio de Janeiro y tal, pero tampoco puedo ir porque el 1 de Agosto mi preparador me va a tomar unos temas y me hace falta el tiempo (el tiempo nunca sobra) así que sigo muriéndome de envidia.
Lo bueno de todo esto es que me motivo para sacarme la oposición cuanto antes para no perderme la próxima "jotaemejota". Algo bueno hay que sacar siempre.

En su día, ahí por Agosto de 2011 no publiqué ninguna entrada sobre la jotaemejota y eso que la tenía en borradores, pero quería contar tantas cosas, quería hacerla taaan perfecta que al final ni la acabé ni la publiqué. Supongo que también afectó el hecho de que quisiera comentarla con una cierta perspectiva en el tiempo y no coger y con los sentimientos a flor de piel decir que ha sido maravilloso, hacer una exaltación de la amistad y la religiosidad como si estuviera embriagada. No, quería ser algo más o menos razonado, con cabeza y en un momento más tranquilo, que aquí una se emociona muy pronto y luego publica cosas de las que luego se arrepiente y las tiene que volver a meter ahí en borradores.

La JMJ es una experiencia, si, como un campamento de verano, me recordó a esos 15, 14, 13 años en los que dormía en cualquier lado, nos duchábamos con agua fría, te pasas el día en la calle, conoces a mogollón de gente, pasas mucho calor... Yo me fui a Madrid a pasar solo los días que iba el Papa. Me fui con un grupo religioso que tiene muy mala fama, y que, voy a ser sincera, yo también tenía un poco cruzado. Pero la chica con la que iba quería ir con ellas y dije pues voy, y además así les doy una oportunidad, que seguro que no es como me lo pintan (no, no cambié de opinión).

No se como se vio en los medios la JMJ pero desde dentro es una pasada el buen royo que hay. Es como un festival de la alegría, siendo tantísimos en todos lados y lo bien que nos llevamos. El primer día recuerdo con simpatía al grupo de voluntarias cantándole a un icono de la virgen en la Catedral de la Almudena. Serían unas 6 o 7 chicas abrazadas cantando. Había mucha más gente en la zona, pero nadie como esas chicas, con esa alegría y devoción.
Del segundo día, me quedo sin duda alguna con el Retiro. Fuimos por mi insistencia, yo quería ver "la fiesta del perdón" in situ. Y desde luego es curioso, no solo por la cantidad de confesionarios en fila que había, sino porque cuando pasabas por allí buscando un sacerdote (a ver, no podías pasar por allí como quien no quiere la cosa), tengo que reconocer que nos excedimos un poco, pero era digno de ver, veías las distintas formas en que la gente se confesaba. Sorprendidísima. En serio. Además recuerdo con especial cariño al sacerdote que me vio con la hojita de hacer examen de conciencia y se me acercó y me dijo que podía sentarme a confesarme con él (las otras iban con uno afín a su ideología).
Entré en la capilla que habían montado las monjitas de la Compañía de Madre Teresa que tenía unas reliquias, pero la verdad es que me metieron una prisa el grupo con el que iba que en fin... No me dio tiempo a pasarme por la feria vocacional, creo que hubiera sido interesante (pero teniendo en cuenta que el propio grupo con el que iba ya hacía jornadas vocacionales como que no pretendían que te pasaras por la feria). Que conste que me hizo mucha ilusión ver a las monjitas de la Compañía de Madre Teresa, ese hábito tan característico, en serio, no se, molan.
En el Via Crucis de esa tarde me llamó muchísimo la atención el silencio y la oración que estuvimos haciendo. No se oía ni a una mosca. Incluso un padre son su hijo se puso a incordiar, a hablar con el móvil, a buscar sitio, etc y al final acabamos por hacerle sitio para que se sentara y nos dejase rezar tranquilos, porque tela el hombre...
Luego me pasan cosas subrealistas, un millón de personas en la Plaza de Colón y me encuentro con mi tia abuela que es del grupo religioso con el que iba y que las conocía a todas. A gritos, dando saltos, si, una señora de 77 años con más energía que un joven (todos locos en mi familia) y claro, yo que me estaba haciendo la loca con el grupo pues el trato cambió radicalmente, pasé de ser una que no sabían de que pie cojea a ser "una de las suyas", afín a ellas. En mi familia ya se ríen de mi. Cuando les escribí para decirles que me la había encontrado tardaron poco más de un minuto en enterarse más o menos 15 o 20 personas. Estaba claro que me la iba a encontrar, siempre me pasan estas cosas.

El día grande, el de la vigilia, fue.... fue... pues fue increíble. La cantidad de llamadas que tuve ese día para preguntarme si hacía mucho calor, que habían visto a los bomberos, si eran verdad las imágenes que salían en la tele... Mucho me criticaban, pero al final estaban más pendientes de mi que de otra cosa. Me encantó la vigilia, la llegada del Papa al atardecer, la lluvia, bendita lluvia porque bajó en picado la temperatura y dormí genial, fue espectacular. El momento lluvia es que no os lo podéis imaginar si no lo vivís, que justo parase en la adoración, en fin... Que fue uno de los momentos más bonitos de mi vida. En serio. (bueno el momento cuando me confesé en el monte de las bienaventuranzas está a mucha distancia en cabeza, pero es obvio)
También me gustó mucho la parte de testimonios que hicieron por la tarde. El que más me gustó fue el de una chica que debía tener unos 23 años y que era postulante o novicia, no me acuerdo ahora, en la Compañía de Madre Teresa (anda que no soy pesada ni nada) que contó como había llegado a dejarlo todo y entrar en la Compañía. Muy muy emotivo. También hubo testimonios de gente que se había conocido en alguna JMJ y que se habían casado y venían con los niños. Yo conozco a un chico que se acaba de casar que conoció a la novia en esta JMJ, así que... No se si irán a la de Brasil pero sería bonito así de luna de miel.

Yo creo que es bueno ir a las JMJ porque yo por lo menos me quede sorprendida de la devoción de la gente, de jóvenes de todo el mundo. Es asombroso. Yo me sentía pequeñita al lado de tanta gente con tanto fervor. Te abres mucho, estás como muchísimo más receptiva y aprendes mucho del de al lado. Y creo que también sirve, por lo menos en mi caso, para definir tu sitio. No se, un poco ver como estas, que necesitas, que es lo que no quieres en tu vida...
No ha sido un punto de inflexión en mi vida, pero estuvo bien, y quien sabe si para alguno si lo ha sido. Ir a alguna JMJ, os lo recomiendo. Solo puedes salir fortalecido, tanto para bien como para mal.