domingo, 14 de febrero de 2016

Preguntas tan humanas

¿Y si caemos en la tentación? Si, ¿qué pasaría? ¿que pasaría si nos dejamos llevar por quien nos quiere alejar?
¿Y si rompemos todos nuestros lazos? ¿y si dejamos todo de lado? ¿y si no damos ya más frutos? ¿Y si como la higuera nos secamos?
¿Que pasaría con nuestras vidas? ¿serían mejor o peor? Igual solo mejor momentáneamente mientras nos sentimos vacíos e incompletos por dentro.

¿Y si realmente no encajo? ¿y si mi función se acabó? ¿que pasaría?
¿volvería a por mi otra vez? ¿seguiría estando ahí para mi?

¿Y si la cuerda no es elástica y se rompe? ¿ y si ya no tengo nada que aportar? ¿y si llego con las manos vacías?
¿Que sería de mi? ¿quien sería yo entonces?

Hoy decían: no nos dejes caer en la tentación. No nos dejes tirar la toalla. Aunque vengan mil dificultades, aunque vengan mil tempestades, no, nos dejes.
Entre tus manos, siempre en tus manos. Así que no me dejes caer.