domingo, 26 de mayo de 2013

Prensa Rosa

Vamos con lo que viene siendo ya un habitual, analizar la prensa. Esta vez no solo toco el periódico si no que me voy también con las revistas del corazón.
Empecemos. Esta semana hemos podido ver en portada de la revista Hola, la confirmación de Tamara Falcó.  Lo primero que pensé fue ponerla a caldo, "desde luego a quien le importa que esta chica se haya confirmado o no, y con la que está cayendo con lo de la religión católica en las escuelas, a quien se le ocurre ponerse a publicar semejante cosa". Pero luego leí un artículo de El País gente, que lo titulaban "Beata Tamara" y dije, vaya, lo que faltaba era que este periódico se metiera con Tamara (va a ser que a más de uno le interesa lo que haga esta chica) pero me equivocaba con lo de meterse y dentro de lo que cabe no hablaban mal de ella. Así que me lo pensé mejor, y dije: "quien este libre de pecado que tire la primera piedra".

Así que hice un análisis profundo, incluso diría que personal, de porqué era bueno que saliera Tamara Falcó en portada de Hola emocionada porque se acababa de confirmar.
Lo primero que se me ocurrió es que era bueno que hiciera apología del catolicismo públicamente, puesto que hoy en día está considerado como algo del siglo pasado (o eso me dicen a mi), que la fe se está perdiendo y creo que puede dar aliento a mucha gente ver que hay alguien que se implica en serio con su fe y que la prensa lo recoge y le da un cierto apoyo. Toda ayuda es buena, aunque venga de Tamara.

Y digo aunque venga de Tamara por como la prensa se ha metido con ella. Lo que no se paran a analizar es el mundo en el que vive Tamara, que no es la única que vive así en España, en una burbuja, donde lo normal es ir a fiestas con famosos, alquilar habitaciones en el Ritz o en el Palace y gastarse mil euros en champagne. La gente no es consciente de que hay mucho cateto por el mundo, que vive por y para él, sus caprichos y nada más.
Tamara Falcó ha ido mucho más allá de las fiestas de Porcelanosa con George Cloony, o el reportaje chachi piruli en Filipinas. Os habéis reído de ella cuando dijo que ella pensaba que solo había pobreza en África, (que le quedaba lejos, ahí los pobres negritos que eran víctimas de la globalización), o que la crisis había llegado a su casa porque tuvieron que despedir a alguno del servicio o que reutiliza sus zapatos o su ropa.
Pero Tamara Falcó esta demostrando en la prensa rosa que es consciente del mundo que la rodea gracias al catolicismo, por ejemplo esta yendo a ayudar a un comedor social. Está intentando cambiar las cosas desde su posición, está intentando dar ejemplo de su posición de personaje público.
Y lo peor es que la juzgan para mal, le llaman Beata y además no le paran de preguntar si se va a meter a monja. Y lo peor no es que venga de la prensa, es que seguramente en su ambiente también se lo dirán  y se meterán con ella por la calle.
Y solo por eso merece todo mi respeto. Es para hacerle la ola. Una mujer hecha y derecha, con su trayectoria, sus buenos 32 años cumplidos que libremente y movida por una inquietud espiritual decide conocer a Dios y acudir a catequesis y confirmarse. Olé, olé y olé (y no es porque se vaya a casar)

En cambio no me gusta nada de Hola, esos reportajes de niños de hijos de famosos que hacen su primera comunión. Niños, menores de edad, que en muchos casos no tienen ni idea de lo que están haciendo, o por lo menos no son conscientes plenamente de lo que supone eso; que luego se verán con 18 años y con la foto en la revista de turno. ¡Que horror!

Tamara, si me lees, desde aquí tengo que darte la enhorabuena por tu confirmación y por dar testimonio. Por ser valiente y dejar que todo el mundo te juzgue y aguantar. Desde aquí todo mi apoyo, un consejo: persevera.

lunes, 20 de mayo de 2013

La vida y la muerte

Cuando has sufrido mucho en la vida, cada dolor adicional es tan intolerable como insignificante. Mi vida es como un cuadro memento mori del arte europeo: siempre aparece una calavera sonriente a mi lado para que nunca me olvide de la locura de la ambición humana. Yo me burlo de la calavera. La miro y le digo: "Te has equivocado de hombre. Tú quizás no creas en la vida, pero yo no creo en la muerte. ¡Aire!". La calavera se ríe y se me acerca todavía más, pero tampoco me sorprende. La razón por la que la muerte se aferra tanto a la vida no tiene nada que ver con una necesidad biológica; lo hace por envidia pura. La vida es tan bella que la muerte se ha enamorado de ella, un amor celoso y posesivo que agarra todo cuanto puede. Pero la vida salta por encima de la muerte con facilidad y en el fondo, lo poco que pierde carece de importancia -como el cuerpo, por ejemplo- y la melancolía no es más que la sombra de una nube pasajera.
La vida de Pi.

jueves, 16 de mayo de 2013

La voz del desierto

No puedo evitar hablar de este grupo de música, La voz del desierto. He tenido la suerte de asistir a un concierto de ellos este fin de semana, aprovechando que estuve en Madrid por razones familiares, y desde luego no defraudan.
Es un grupo de música cristiana (ya podéis echarme a los lobos) pero antes de que empecéis a dejarme de leer, darles una oportunidad. No es música de iglesia/liturgia, no se ponen a cantar Tu has venido a la orilla. Estos chicos son un grupo de 3 sacerdotes y 4 laicos que hacen pop/rock, incluso podría decir que tienen reminiscencia al rock & roll de Elvis Presley (un ejemplo podría ser la canción Os tenéis que bautizar, aunque la letra de esta canción no me parece que este a la altura). Os quería contar que me pareció el concierto pero me gustaría enlazaros un par de canciones antes de que me dejéis de leer:
La llamada
Getsemaní
En clave natural
Absalón

Ahora pensareis que soy una "friki", que si que lo soy, pero antes de que saquéis conclusiones no tan equivocadas sobre mi, os diré que supe de su existencia por casualidad. La directora de mi residencia de estudiantes en Madrid, nos sugirió a una amiga y a mi que viéramos una película/documental que tenía ella sobre la vida de un sacerdote, y ¡oh casualidad! una de las personas que hablaban sobre el sacerdote era un componente del grupo, del cual pusieron el siguiente vídeo: Misericordia Eterna . ¡Como para que no llamara mi atención! vamos. En aquel momento ni sabía el nombre, ni la canción ni nada, pero me quede con la cara del tio. Así que cuando meses más tarde, cuando estaba con un esguince de tobillo estudiando para mis recuperaciones, me puse a hacer zapping en la tele, no pude evitar pararme en la cara que había reconocido. Era un reportaje sobre la Jornada Mundial de la Juventud (aka JMJ) y precisamente los estaban entrevistando porque iban a hacer una serie de conciertos previos a la Jornada para recaudar fondos, etc, etc.
Poco tardé en buscarles en youtube, seguirles en facebook  y twitter . Y aunque fui a la JMJ, no me coincidió ninguna fecha para verles en concierto, y me había quedado con las ganas, así que este fin de semana no me lo pensé cuando tuve la oportunidad.
El concierto fue el la pradera de San Isidro, en Madrid. Convencí a una amiga y ahí nos fuimos las dos. Llegamos antes porque no conocíamos el sitio, mas o menos con tres cuartos hora antes, y menos mal porque supimos donde era porque estaban ensayando, y con las guitarras y alguna frase así que nos sonó a iglesia nos guiamos donde estaban.


Llegamos y me empezó a invadir una sensación de vergüenza. Decía: soy una friki, salgamos haciendo la croqueta, que total no hay nadie. Pero para eso están las amigas, para hacer que te quedes, que te pongas como un tomate y para reírse de tu vergüenza absurda, además de disfrutar casi más que tu del concierto al que tu querías ir. Así que vimos el ensayo, luego nos dimos un pequeño paseo, entramos en la ermita, y nos sentamos a esperar que empezara el concierto.
Empezaron tarde, supongo que debido a que uno de los sacerdotes llegó tarde, antes que rockeros son sacerdotes decían en alguna entrevista, así que perdonado. El concierto se me hizo muy corto. Nos deleitaron con Mi fortaleza, La reina Esther, Absalon, Misericordia Eterna, Maestro ¿Donde vives? (esta me moló mogollón, no la conocía hasta ese momento, es super pegadiza. De hecho me compré sus dos primeros cd's porque el 3º lo compre en Spotify y no paro de poner esa canción), Ven Espíritu de Dios, En clave natural, Getsemaní, Resucitó y alguna más que no recuerdo.
Vamos con las pegas. Eche de menos alguna más del último cd, que está en Spotify, por ejemplo La llamada  , por decir una, pero podían haber cantado más. Me sobraron los gritos de Viva Cristo, me parecía como si fuéramos unos fanáticos religiosos, que no lo somos, solo estamos dando testimonio. Los Gloria a Dios si que me molaron, así como la invitación de Curry a que le dijéramos a la gente que Cristo les ama y tal.

No se, molan mucho. Llaman la atención porque no esperas encontrarte con un grupo de curas vestidos como tal, tocando rock y hablando de la Iglesia. La gente aunque sea por curiosidad se queda parada escuchándoles  y quien sabe luego lo que pasará. Por la mitad del concierto rezamos un Ave María y al terminar nos dieron la Bendición. Desde luego es para ir a verles y escucharles.