jueves, 30 de enero de 2014

Obsesiones

"Pero así como las flores de invernadero crecen más exuberantes y tropicales, también en la oscuridad surgen con más ímpetu las obsesiones. Brotan de modo caótico y fantástico en suelo pantanoso para convertirse en chirriantes lianas que nos quitan el aliento, y con la velocidad de los sueños se forman y se persiguen en el cerebro las más absurdas imágenes del miedo."

La impaciencia del corazón. Stefan Zweig.

martes, 28 de enero de 2014

Ahogada

"Tu madre se ha pasado toda tu vida haciendo esfuerzos para que tuvieras amigos para que ahora tu te dediques a quedar con la gente de la parroquia. Porque al final te vas a quedar sola. Y a ver si te pones a dieta de una vez que vas a acabar obesa y con problemas de salud. Esto no puede seguir así."
Amén.

viernes, 17 de enero de 2014

Para reflexionar

"Tu problema es que quieres ser feliz todo el tiempo. ¿No te has dado cuenta todavía de que la mayoría nos limitamos a pasar por la vida? Los días de felicidad son escasos."
La mujer que vivió un año en la cama.

Me ha parecido una frase terrible. Me recuerda a épocas oscuras de mi vida. Pero no hay que rendirse, no se trata de pasar por la vida, se trata de vivirla y de ser feliz.
No es tarea sencilla. Pero creo que se puede lograr.

A pesar de esa frase, el libro "La mujer que vivió un año en la cama" me está gustando. Parece que es la única cuerda rodeada de tanto loco y eso que está en la cama. Apuntadlo.
 

miércoles, 15 de enero de 2014

La boda de Kate

Me acabo de terminar de leer el libro "La boda de Kate" de Marta Rivera de la Cruz y me duele en el alma tener que decir que no está a la altura de sus anteriores novelas.
Lo que en otras novelas es su fuerte, en esta novela es su punto flojo. Pero empecemos por el principio, el argumento.

El libro se titula La boda de Kate, y efectivamente todo gira en torno a eso. El libro empieza presentándonos a la protagonista, Kate, que cuando cumple 70 años, recibe en casa la visita de un antiguo compañero de universidad que le pide que se case con ella. Y lo había intentado en otras dos ocasiones anteriores sin éxito. Aparecen en escena entonces la sobrina de Kate, el hijo del prometido, un editor de libros que llevaba todo lo relacionado con el tio de Kate ya muerto, que era escritor y las dos compañeras, ancianas también, de piso de Kate, junto con el pakistaní de su librería ,El unicornio, y el misterioso J.S.Stream.

Bien, con todos estos personajes Marta Rivera de la Cruz hila una buena novela, previsible de principio a fin. Igual se pierde demasiado entre tanto personaje y no consigue la profundidad de sus anteriores novelas, por ejemplo En tiempo de prodigios donde nos metemos en el corazón y pensamiento de los protagonistas o en La vida después donde bucea en la relación de amistad entre Jan y Victoria.
Echo de menos esas grandes reflexiones de alguno de los personajes donde se plantea temas decisivos en su vida, algún cambio o alguna espinita clavada. En esta novela hace un intento frustrado de reflexión sobre la soledad de las personas, incluso sobre Dios, pero se queda en la superficie. No conocemos a ningún personaje a fondo como nos pasa con Marga, Victoria o Laura. Es cierto que recupera Ribanova, recupera a Zachary West y a Shirley, el Hotel Almirante... Pero ahí se queda todo. No es suficiente.
El único personaje al que le saca algún jugo es al tio Bertie, el escritor cuyas obras empiezan a tener éxito una vez fallecido. Pero no entra en detalle en su pensamiento, toda una pena. A pesar de tener un apartado específico en la novela, creo que podía haber entrado más en la personalidad de este ser que tan extravagante y peculiar se nos presenta al principio. O incluso podía haber entrado en la personalidad del misterioso J.S.Stream y no lo hace.

En definitiva, el punto fuerte de Marta Rivera de la Cruz es que en sus novelas nos muestra en profundidad la personalidad de sus personajes, que suelen ser bastantes (no tantos como en esta novela) y suele haber giros inesperados que nos desmontan todo. En este caso, el único giro inesperado podría ser J.S.Stream y/o el tio Bertie, pero se le ve el plumero desde el principio de la novela. Y la historia de Truman Capote no aporta nada nuevo.

No me resulta curioso como acaba Kate Salomon viviendo en Ribanova, ni con las tres ancianas, más que nada porque no entra en profundidad en ningún personaje. Ha sido un poco decepcionante. Esperaba reflexiones sobre el amor, la felicidad, la esperanza o la amistad. Y no ha sido así. Supongo que eso pasa por tener las expectativas tan altas. Algún día iba a pasar.

martes, 14 de enero de 2014

Por quedar bien

Hoy estaba charlando con una amiga de películas y salió una interesante: ¿Que les pasa a los hombres?
No la recomiendo, pero es entretenida. Típica de un domingo por la tarde, viernes por la noche, que no tienes nada que hacer. Cumple su función que es entretener.
Bien pues una de las historias me encanta, es la de Ginnifer Goodwin, es de una chica que siempre le dejan tirada los hombres y entonces el camarero del bar al que suele ir, que se supone que es un experto en relaciones, le da consejos de como actuar y sobre que esperar de los hombres según sus reacciones. Se hacen amigos y el final es predecible del todo. ¿No he dicho que la película cumple su función?
Bueno, pues tanto en esta película como en La sonrisa de la Mona Lisa, la actriz tiene un papel parecido. Una chica a la que le van mal las relaciones, no consigue pareja, etc. En La sonrisa de la Mona Lisa todavía mas exagerado. Hace de una chica gordita, con sentido del humor, con bastantes virtudes a la que sus amigas medio desprecian y le dicen que no le puede gustar a ningún chico.
Lo cierto es que ella es consciente de ello, por eso cuando en la boda de una ellas le juntan con un chico (bastante friki la verdad) actúa como es costumbre, baila con él, disfruta de la compañía, le cuenta algún chiste y le acaba diciendo: ha sido un placer, ya has cumplido tu obligación de bailar conmigo. Luego la historia se complica porque salen juntos, luego ella piensa que él la engaña, y obviamente como está acostumbrada al rechazo pues no le extraña y pasa el mal trago como puede. Pero siempre hay final feliz. Yo veo películas que me entretengan.

¿A donde quiero llegar con esto? Pues al rechazo a ciertas obligaciones sociales. ¿Quien no ha ido a un cumpleaños por obligación? Yo la primera. Cuando tenía 12 años le dije a mi madre que no volvía a un cumpleaños por quedar bien con la madre de alguien a quien no caía bien y que a mi me incomodaba. Con 24 años, aun iba a cumpleaños por obligación, en este caso con el que ahora es mi ex novio. Y me siento identificada con ese personaje en plan: bueno, ya.

Lo que más me incomoda de esos cumpleaños, o situaciones similares, es la gente que se ve con la obligación de hablarte/integrarte. A veces es super hipócrita. Es como cuando te hablan porque eres la nueva. Yo preferiría dejar a un lado los formalismos y empezar a ser de verdad. Que no quieres hablarme, pues no me hables, que si, pues vale. Pero forzar las cosas nunca.
Podemos pasar un rato agradable sin vernos en la obligación por un lado de integrar/hablar por obligación y por otro intentar poner buena cara sabiendo esa obligación.
Soy de las que prefiere observar el terreno y hablar con alguien que no este obligado social o moralmente hablando a darme conversación. Y quizá porque mi pre-adolescencia ha sido así, suelo estar más pendiente de esas cosas. De hecho intento evitarlas.
Creo que a veces soy hasta borde en plan: no tienes porqué hacerlo. Pongo sonrisa falsa e intento huir de esas situaciones en que a veces el silencio corta.

Ponerme a explicar ahora porque soy así es un poco complicado. Pero cuando te dedicas a ir a cumpleaños de las que eran tu pandilla, sabiendo que te han invitado por obligación y que seguramente la mitad de ellas no quieren hablar contigo y la otra mitad se dejan llevar, creo que se aprende bastante.

Ya soy bastante introvertida, y esos detalles obligatorios no hacen más que acentuar mi introversión. Si no estoy cómoda no hablo. Y claro, por obligación nunca estoy cómoda.

miércoles, 8 de enero de 2014

Lo que no ves

"Tú me enseñas que se puede querer lo que no ves"


(Sobran las palabras. Como ese día. Gracias a Pro-Vocativo por la foto)

lunes, 6 de enero de 2014

Rincones Inventados

Donde te veo, te escucho, te olvido, te toco, te beso, te invento y reinvento. Donde discutimos, donde nos reímos, donde nos encontramos.

Rincones inventados que no son más que sueños que desaparecen al amanecer, cuando me encuentro y me pierdo en tu mirada, cuando tu sonrisa me ruboriza.
Recovecos por lo que entras, en silencio, despacio, para revolver todo y marcharte y dejarme con la cabeza llena de pájaros.

Sillones que nunca nos verán sentarnos, palabras que nunca saldrán de mi boca. Silencios eternos. Secretos que nunca nos contaremos, verdades que se quedaran calladas y tristezas ocultadas.

Mi rincón, nuestro rincón. Palabras azucaradas que no deberían estar aquí pero que son solo una muestra de que no hay nada que enseñar, de que hay cosas que es mejor no leer, de que hay cosas que es mejor no saber.

Rincones. Se trata solo de eso. Azúcar. Mi azúcar.

viernes, 3 de enero de 2014

Consejos doy...

El 17 de Julio mantenía una agradable conversación con un amigo. Intentaba consolarle. Hoy me ha hecho reflexionar. Espero que mi amigo no me mate.

-Es que es lo peor que me podía haber pasado. Lo peor. Porque que me deje aun bueno, pero que le prefiera a él antes que a mi... No lo entiendo. Es ver como prefieren un mierda antes que a ti.
- El corazón tiene razones que la razón no entiende.
- Mira... Lo único que sé es que ella se va y yo me quedo solo a saber hasta cuanto tiempo porque ahora hay que estudiar mogollón, ni voy a salir... Me había ilusionado tanto... No es ese tipo de soledad.
-Es el hecho de que te ves "mayor".
-Si.
-Y que no sabes en cuanto tiempo volverás a recomponerte y encontrar a otra y que tampoco estás conociendo a gente.
-Si, no se, veo muy improbable encontrar a otra, con ella había conectado. No se, me llenaba, me gustaba mucho y la pierdo por un mierda que no se la merece. No es justo, joder.
-No... la pierdes porque ella es tonta. No por el ex. El ex habrá tocado las pelotas, pero ella fue quien decidió volver con él.
-Ella no es tonta, todo el mundo dice que es tonta pero no lo es. Ella prefirió al chaval este antes que a mi. Llamarle tonta es engañarme a mi mismo, pero no lo entiendo, porque si tan guapo, inteligente, bueno, cariñoso, etc, le parecía yo... ¿como coño no se puede enamorar de mi?
-Es que el enamoramiento no depende de ti. Le podrás haber dado todo y eso no implica estar enamorado.
-Ya... Que asco... ¡Dios!
-No blasfemes.
-Pues que haga un poco más de caso y deje de putear.
-No putea, te abre a cosas mejores.
-¿Sabes cuanto voy a tardar en encontrar algo mejor si es que lo encuentro?
-Tienes 25 años y toda la vida por delante. ¿Que importa lo que tardes si al final encuentras lo que quieres y necesitas?
-Porque no quiero estar solo...
-Pero esas cosas no se pueden forzar... En serio. Si tienen que pasar, pasan.
-Ya... No puedes controlar nada. Te sientes tan impotente... Ni mantener una pareja, ni encontrar otra. Es todo azar.
-No es azar, es aprendizaje. No puedes forzar tus sentimientos. Y estar solo también es aprendizaje, igual sobre ti mismo, tus fallos, tus virtudes...

...Y para mi no tengo.