domingo, 24 de julio de 2011

Espirales

Hoy es un día de esos que sabes que te hace falta algo. Pero ese algo no es cualquier cosa abstracta que todavía no sabes que es...
Se perfectamente que es ese algo, el problema es: Por que no quiero ese algo? No es que no lo quiera, es que no lo quiero hacer, por pereza.
Si, por pereza, por rabia, por saber que me hace falta y no lo quiero reconocer. No deja de convertirse todo en un circulo vicioso de se lo que quiero, lo puedo hacer y no quiero. Esa necesidad de no hacerlo porque no quieres te entristece y como no quieres estar triste le echas la culpa a no querer hacerlo y asi, vuelta a empezar, sin romperlo.
Tambien otro de los problemas es que eso que no quiero hacer lo acabo extrapolando a los demás, le echo la culpa de que no quiera hacerlo a gente que puede ser una causa, pero que en el fondo no tiene culpa de nada.
El problema es mio y solo mio, y por mucho que no quiera afrontarlo, está ahí y es algo que nadie puede hacer por mi.

Se que hoy volvere a mirar hacia otro lado, pero no creo que aguante muchos días mas sin solucionarlo. Al fin y al cabo es algo inherente a los hombres. Es algo a lo que no puedo darle la espalda mucho tiempo desde enero; está ahi, es una realidad y si intento desvincularme me pasa lo que he explicado antes. Esa tristeza.

En nuestro corazón, siempre, todos sabemos lo que nos conviene. Solo tenemos que llegar a escucharle con calma y paciencia, intentar aislar las cosas y poder ver las cosas con claridad..

lunes, 18 de julio de 2011

Resumen Semanal

Han pasado tantas cosas en una semana... ¿Por donde empezar? Ah si! Me he licenciado en derecho, se ha casado una antigua amiga el sábado y yo no estaba invitada, el mismo sábado una compañera de la carrera  ha entrado en el convento y tambien el sábado se ha estrenado el nuevo single de La oreja de Van Gogh, mi grupo favorito. Por lo que no he dudado en madrugar para oir el single y comentarlo con mis compañeros frikis del foro de aftersounds.

Cualquiera que me conozca un poquito, sabe que mi grupo favorito es La oreja de Van Gogh y no voy a entrar a discutir sobre el tema, es algo muy personal, o te gusta o no te gusta, no voy a entrar en medias tintas ni en discusiones si Amaia era mejor o no. Definitivamente no es mejor Amaia, y lo voy a dejar clarito. La oreja se puede explicar como una metafora de Platón. La oreja se compone de cuerpo y alma, en este caso de voz y composición, y eso son partes diferenciadas que cualquiera que siga minimamente a la oreja sabe. Amaia es voz y Pablo y Xabi sus compositores aunque Amaia haya compuesto alguna canción, como la gran: Puedes contar conmigo.
Por eso, cuando Amaia dejó el grupo me aferre a la oreja. La oreja no podía defraudar, y aunque Leire no me convencia en factor x, A las 5 en el Astoria es un discazo. Ahora nos presentan su nuevo single: La niña que llora en tus fiestas.
No es el típico single de la oreja, pero desprende la esencia orejuda por toda su melodía y la letra. Es alucinante, bailable, se han lanzado al electropop que andaban buscando desde el bonustrack de Lo que te conté mientras te hacías la dormida, y el resultado es sobresaliente.
Aquí os dejo la letra de la canción y voy a comentar lo que para mi significa la canción.

Vuela un columpio vacío sobre mi cabeza,
Vuela sobre el cementerio de mi voluntad.
Sigo buscando la niña que llora en tus fiestas,
Suenan campanas en flor por mi funeral.

El columpio simbolizaria la infancia, la inocencia. El cementerio de su voluntad sería que ella carece de voluntad, ella no hace lo que quiere, sino lo que quieren los demas. Busca la niña que era antes, porque ya no lo es, de ahi que suenen campanas en el funeral, porque esa niña "murio". No existe.

Mírame con la estrella polar a mis pies
Vuelvo a casa perdida otra vez
Porque no se dejar de adorarte

No tengo remedio, he perdido el norte, simpre vuelvo a ti.

Vuela un columpio vacío rozando la arena,
Deja las huellas del ángel caído al pasar,
Huellas que siempre me llevan a ti quitapenas,
como la dosis de vida fugaz que me distes a probar

Otra vez el columpio, esa inocencia que le lleva de vuelta a él que hace que se olvide de que todo va mal entre ellos, porque la felicidad entre los dos duro muy poco.

Pienso en ti cada vez que me alejo de mí,
cada vez que prefiero morir,
Desde el día en que tu me dijiste
tu carita es una rosa sin abrir

Cada vez que me alejo de lo que era pienso en ti, cada vez que me quiero morir porque me dijiste que todavia era una niña que tenía mucho que aprender. (Y ya no soy una niña como dice en las primeras estrofas)

Piensa en mí cada vez que me miras así,
Se me cosen los labios a ti,
Y la luna me pinta los ojos.

Cada vez que me miras de esa manera que me vuelve loca, no soy capaz de decirte nada y se me quedan los ojos en blanco/gris ( la luna es blanca/gris)

Mírame cada vez que te vas pienso en ti,
Cada vez que prefiero morir,
Cada vez que me besas así,
Cada vez que te vas: MÍRAME

Siempre me haces lo mismo, te vas a ir, me besas y me dejas peor porque te vas a volver a ir, asi que mírame que no soy esa niña! que lo paso mal, que no puedo estar sin ti, aunque intente alejarme de ti.
En resumen creo que la letra va de la pérdida de la inocencia, de alguien que es dependiente de otra persona, que sabe que la relación no lleva a ninguna parte, pero le necesita y quiere que se de cuenta de que ya no es esa niña y que se da cuenta de que va la historia, y le reclama esa antención de: Mírame!
Espero que os haya gustado mi interpretación, y ahora os dejo la canción:

martes, 5 de julio de 2011

Amoríos y otras desgracias

A veces, sobre todo las chicas, tenemos un diario donde escribimos lo que nos pasa día tras día como si fuera un amigo. No deja de ser una expresión de un dialogo interior.
Esos diarios los deje de escribir hace mucho tiempo ya, pero siempre que me pasa algo importante me gusta anotarlo, porque pasado el tiempo esas percepciones cambian, tu misma te vas convenciendo de que las cosas no son así y puedes suavizar situaciones. Por eso me gusta leerlo. Y eso es lo que estuve haciendo.

Cogí los diarios y me puse a leerlos. La primera entrada estaba datada el 11/07/2001, vamos, que en unos días van a hacer 10 años que empecé a escribir ese diario, sobre todo deje de escribir en 2006 y luego ya escribí una anual en 07,  08 y 09. Ahí lo deje.
Es bonito ir recordando lo que pensabas o tu manera de vivir a lo largo de este tiempo... Y me di cuenta de que lo que mas me llama la atención del diario es una historia de amor, una historia de amor que jamas llego a sucederse, pero que abarca todo..
En esta historia de amor que tengo recogida en el diario se distinguen varias fases:
1. La amistad. Se empieza hacer patente una amistad entre este chico y yo. Como nos miramos en clase, los vaciles, los mensajes...
2. La negación. No, a mi no me gusta este chico, no se porque la gente dice que me gusta, no me gusta, es mi amigo y punto.
3. Planteamiento de un posible enamoramiento. Pues a lo mejor va a ser que si que me gusta no se... es que tiene algo.
4. Negación del planteamiento. ¿Pero como puedo decir que me gusta? Que no! Es un imbécil, todo el día vacilandome, un día me hace caso otro no, no se de que va.
5. Enamorada perdida. Pues si, me gusta. Hay tonteo, pero es mi amigo y no quiero perderle porque este enamorada de el. Además a el seguro que no le gusto.
6. Fase parada. Me gusta, soy feliz siendo su amiga y no pienso mover ficha.
7. Confesión. Después de conversaciones subidas de todo, llega la confesión de los 2 de que se han gustado.
8. Distanciamiento. La confesión llega tarde, el está con otra y se produce un distanciamiento que jamas se recupera, aunque se haya intentado recuperar.

Os podéis imaginar como me puse al leerlo no? Yo que soy una romántica empedernida, leer una historia típica, que además es tu propia historia, recordando tus sentimientos, todos esos momentos. Fue demasiado.
Lo cierto es que ese distanciamiento es real, jamas he vuelto a mirarle con los mismos ojos, he intentado quedar con el para hablar de todo lo que paso, lo que nos llevo a distanciarnos y a arreglar lo que puede ser una amistad, pero no hay manera. El no quiere recordar.
A veces cuando le miro puedo encontrar en sus ojos esa nostalgia, pero ya se sabe, son solo ilusiones que desaparecen al pestañear.
Creo que para los dos es doloroso recordar algo tan intenso, que acabo en nada y sobre todo en nada bueno. Y aunque cada uno sigue su camino, creo que no estaría mal hacer un alto e intentar recuperar una amistad como aquella.
Aunque este con mi pareja ahora, el que sea probablemente mi futuro, se que jamas voy a poder revivir algo tan intenso como aquel primer amor. Que aun hoy, después de casi 7 años de aquella confesión, el corazón se me encoje y late con fuerza, se me hace un nudo en el estomago y se me enjuagan los ojos...
Simplemente hay que saber vivir con ello, dejar a un lado las emociones y seguir para delante. La vida no espera a nadie.

viernes, 1 de julio de 2011

Desconfianza

De una persona puedes tener una opinion o no tenerla, o puedes estar todavia en la fase en la que te la estas construyendo. Por eso es fundamental no crear la semilla de la duda en esa persona, porque supondra que no podras volver a verla con los mismos ojos.
Pero eso no pasa solo cuando estas conociendo a una persona, puede pasar tambien con las personas que conoces y de las cuales te haces una idea, o tienes una idea de como son porque los conoces de hace muchos años.
Hay veces que nos empeñamos en confiar en la gente, que nos convencemos de que tenemos que confiar, por lo que sea, pero lo intentamos una y otra vez, y aunque tengas esa sensacion de que no deberias confiar lo sigues haciendo.
En las amistades, sobre todo en las duraderas en el tiempo, hay epocas de desconfianza que se superan, se intentan olvidar y hasta se puede conseguir, hasta que vuelve otra vez la desconfianza.
La desconfianza que muestran hacia ti se convierte en desconfianza tambien hacia los demás.. Es un circulo vicioso que al final es dificil de superar y que lleva a perder amistades que podrian haber sido grandes.

No creo que las amistades se basen en ocultar, ¿cuantas veces hemos oido que es mejor contar parte de algo que no contar nada? Eso mismo que hacemos con las madres, se puede hacer tambien con los amigos, no hay necesidad de contar todo, pero si algo, porque estas demostrando aunque no sea del todo una confianza en tu amigo le estas haciendo participe de tu vida tambien.
La gente solo quiere ser parte de la vida de otros, que se pueda contar con ellos para que puedan contar contigo tambien. Compartir, sentir.
Si ocultara las cosas que siento, mis amigos se estarian perdiendo una parte muy importante de mi, me gusta compartir lo que hago con la gente que realidad me importa. Mis idas de cabeza, mis malas vibraciones... No se.. alguna cosa..

Yo no puedo confiar en alguien que desconfia de mi y me oculta cosas que no deberia de ocultarme. Hay cosas que se me escapan, pero a veces es mejor cortar por lo sano, no querer saber, y pasar de pagina. Cuando esten preparadas para contar las cosa que pasan las contaran, mientras tanto paciencia y a esperar, pero obviamente la relacion se habra deteriorado para entonces...
Una pena oye..