miércoles, 25 de noviembre de 2015

Ex

Tengo que reconocer que en esto de tener ex novios soy nueva. Si, soy una novata aunque lo haya dejado hace 2 años. ¡Cómo pasa el tiempo!
A veces me descubro a mi misma mirando la foto que tengo con el en mi mesilla de noche y me digo: ¿cómo hemos llegado a dejarlo?
Es un poco absurdo porque lo dejé yo, pero es que no me pregunto las razones por las que decidí romper (que las se de sobra) si no que lo que me pregunto es como llegamos a esa situación en la que no queda más remedio que decir: hasta aquí.

Tengo un amigo que está convencido de que si no hubiésemos llegado a esa situación podríamos volver en cualquier momento, pero yo creo que no. No porque de repente se abrió una brecha entre nosotros, insalvable. No se como, ni cuando, ni porqué.
¿Quizá mi conversión? ¿quizá mi oposición? ¿quizá mi vuelta a casa? ¿miedo? ¿inmadurez? Son esas preguntas que retumban en la cabeza.

Fuimos una pareja un poco chapucera. Si, lo creo.
Ahora él está con otra chica, y me alegro de verdad porque le veo bien, tranquilo y sereno.

Y no es fácil ser la ex, te sienten como una amenaza constante, eres como la "mala de la película", Y no, para nada. Desde aquí confieso que no quiero volver con mi ex novio y que no tengo la menor intención de fastidiarle sus relaciones.
A veces pasan cosas raras, si, como por ejemplo que nos comuniquemos él y yo con nuestro lenguaje. Un lenguaje a base de gestos, movimientos de cabeza y sonidos peculiares que solo nosotros entendemos. Y de verdad que es sin querer. Y también es sin querer que saquen anécdotas. Fueron 7 años. Que son un montón, pero que luego no son tantos.
Hay veces que hasta yo misma me siento rara, es como: "¡Tio! ¡¿Quieres dejar espacio?!"
No es fácil estar en su cumpleaños sin que este su novia y que se siente a tu lado delante de todos sus amigos, que sople las velas a tu lado, que te mande mensajes para decirte a los locales a los que van y que luego se dedique a bailar en los pubs a tu lado, para después desmayarse cuando te vas.
Normal no es. Que parece lo que no es, también.

Creo que cada persona es un mundo y también sus relaciones. Yo no puedo decirle a Vero (si me lees, un saludo para ti) que Alex no me quiere, ni que yo no le quiero. Solo puedo decirle que no vamos a estar juntos, que si él está con ella es porque quiere y que no ha intentado volver conmigo en ningún momento.
A las personas que has querido las vas a querer siempre. Y también a cada persona hay que aprender a quererla como es y como viene y como se merece. Yo no puedo pretender buscar en la persona con la que empiece a mi ex, porque no va a estar y sería injusto para esa persona.
Claro que molesta que tu novio pueda tener complicidad y cosas que se te escapan con otras personas, pero tu también vas a tenerlas, poco a poco, forjando las cosas a fuego lento.

Nadie ha dicho que sea fácil una relación, pero arriesgando y poniendo amor seguro que va hacia delante.